Digital Newsletter (660x110)
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

El Consejo de Gobierno ha dado la autorización para contratar el servicio a través de un concurso público.

La Comunidad de Madrid ha anunciado una partida de más de 118 millones de euros para el servicio de traslados de pacientes no urgentes durante los próximos cuatro años, tras el acuerdo aprobado por el Consejo de Gobierno que autoriza la contratación del mismo a través de un concurso público. Este servicio permite llevar a las personas desde el domicilio al centro sanitario y viceversa, trasladar entre centros, y entre regiones.

De esta manera, el servicio incluirá los traslados del paciente desde su domicilio a los centros de la red pública de la Comunidad de Madrid o que tengan suscrito concierto; traslados entre centros de la red o que tengan suscrito concierto; y cualquier otro traslado que le sea asignado por la Gerencia del SUMMA 112, por razones de interés público, o por necesidades organizativas o asistenciales especiales que así lo requieran.

Con este nuevo procedimiento se establecen criterios de adjudicación que puntúan la calidad técnica en base a cinco aspectos: el proyecto del servicio, las dimensiones del mismo y medidas generales; los medios humanos puestos a disposición del contrato; los medios materiales con los que se prestará el servicio; la coordinación y seguimiento del servicio; y la supervisión y el seguimiento de la calidad del servicio prestado.

Por otro lado, el nuevo contrato propuesto mantiene que todos los vehículos ambulancia sean de nueva adquisición y se amplía a la totalidad de las ambulancias la exigencia de disponer al menos de una conexión eléctrica a 220v; sistemas de seguridad para el traslado de lactantes y en edad pediátrica; instalación fija de suministro de oxígeno y bala portátil; y, en las ambulancias colectivas, la adaptación para el traslado de pacientes con silla de ruedas. Asimismo, otra de las exigencias que plantea el Gobierno regional es la reducción de los tiempos de respuesta en -aproximadamente- 10 minutos. De esta manera, si en la actualidad la obligación para transportes colectivos en ambulancia es llegar en menos de una hora en distancias inferiores a 35 km, desde 2018 las empresas deberán hacerlo en 50 minutos o menos.

Para la mejora de la coordinación y supervisión del servicio, se ha incluido que el adjudicatario de cada lote incorpore a un coordinador de servicios, como mínimo, por cada uno de los centros hospitalarios generales de categorías funcionales 2 y 3, que se ubiquen dentro del ámbito geográfico del lote adjudicado. Dichos coordinadores tendrán por misión una "reordenación de los recursos" en busca de una mayor eficiencia.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn