Digital Newsletter (660x110)
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

El Gobierno regional destinará más de 35,5 millones de euros a la contratación del servicio de transporte sanitario, que establece un mínimo de 77 vehículos para la provincia de Guadalajara, de los que 21 son para transporte urgente y 56 para no urgente.

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha establecido una partida de 35.648.776 euros para la contratación, vía concurso público, del servicio de transporte sanitario terrestre en el Área Sanitaria de Guadalajara.

El gerente de Urgencias, Emergencias y Transporte Sanitario del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), Antonio Álvarez Rello, junto al delegado de la Junta en Guadalajara, Alberto Rojo, y la directora provincial de Sanidad, Margarita Gascueña, han dado a conocer las mejoras que introduce el nuevo concurso, que suponen una inversión para la región de más de 258 millones de euros.

Se han convocado cinco lotes que incluyen transporte urgente y programado, siendo la principal mejora introducida la incorporación de una ambulancia de Soporte Vital Básico para la localidad de Checa, un servicio “que fue eliminado por el anterior Gobierno regional” y que comprende los municipios de Alcoroches, Alustante, Chequilla, Megina, Motos, Orea y Traid, además del propio Checa. Por otra parte, Alberto Rojo ha reiterado que el Gobierno regional garantiza la permanencia de la ambulancia de Soporte Vital Básico para Azuqueca de Henares en las mismas condiciones que hasta ahora.

El nuevo pliego dejará 77 vehículos como mínimo para la provincia de Guadalajara, de los que 21 son para transporte urgente y 56 para no urgente. Se establece que habrá ambulancias de Soporte Vital Básico localizadas en Alcolea, Atienza, Guadalajara, Azuqueca, Cifuentes, Checa, Cogolludo, Molina de Aragón, Pastrana, Sacedón, Sigüenza, Villanueva de la Torre y Mondéjar. Las UVIs móviles se localizarán en Guadalajara, Azuqueca, Molina y Toremocha del Campo.

Mejoras en el servicio

Álvarez Rello ha destacado que el criterio de adjudicación será la mejora de los recursos, “con vehículos más nuevos” y “cambio de ambulancias convencionales por soportes vitales básico”, para mejorar el servicio que se ofrece a los ciudadanos, además de establecer condiciones que garanticen los derechos laborales de los trabajadores de transporte sanitario terrestre.

Entre otras medidas, se mejora la capacidad de transporte de pacientes de la flota de vehículos de transporte sanitario no urgente puesta a disposición del contrato, incrementando el número de ambulancias de tipo colectivo en la misma proporción que se disminuyen las ambulancias de tipo convencional. De esta forma no se modifica el número de vehículos pero se incrementa el número de plazas disponibles para prestar los servicios.

Además, entre los criterios de valoración se introduce la posibilidad de ofertar una disminución del tiempo máximo para la recogida de las altas de estos servicios. Igualmente, para apoyar a los hospitales en la rotación de camas, se disminuye en 30 minutos el tiempo máximo permitido para recoger a pacientes de alta hospitalaria que precisen ambulancia.

Otra de las novedades del pliego, explicaba Álvarez Rello, es que cada provincia disponga de al menos una ambulancia con capacidad de tipo bariátrico. Asimismo, se elimina la posibilidad de utilizar los dispositivos de localización, tanto en las UVI’s móviles como en todos los Soporte Vital Básico.

Finalmente, se ha procedido a una revisión exhaustiva del equipamiento sanitario de las ambulancias asistenciales, estipulando la obligatoriedad de incorporar equipamientos de última generación en todos los vehículos nuevos, a lo que se suman mejoras relativas al aumento de las dimensiones de las ambulancias convencionales para el transporte urgente, la unificación de equipos de electromedicina y demás material sanitario, así como la dotación de cardiocompresores para aumentar la calidad en las maniobras de reanimación cardiopulmonar o monitores de última generación, entre otros equipos.

Imagen, de izquierda a derecha: Antonio Álvarez Rello, Alberto Rojo, y Margarita Gascueña.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn