PANTER VIBATECH WEB
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

El transporte sanitario entre islas y con la península podrá realizarse ahora con dos nuevos aviones B250 y dos helicópteros Bello412EP.

El SAMU061 ya cuenta con la nueva flota de aviones-ambulancia y helicópteros para realizar los traslados sanitarios aéreos entre las islas y con la península. Con esta actualización de la flota, el transporte sanitario urgente cuenta con nuevos modelos que integran la tecnología puntera, así como los sistemas de seguridad aérea más avanzados. El equipo está formado por una tripulación con comandante y segundo piloto, así como médico y enfermero.

Se trata de dos aviones modelo Beechcraft King Air 250 del fabricante Textron Aviation Inc y dos nuevos helicópteros Bello412EP que darán servicio a los traslados entre las islas y con la península las 24h los 365 días del año. Las aeronaves tendrán una autonomía de navegación de hasta 2h y media.

El Servicio de Salud adjudicó a la empresa Babcock el servicio de transporte sanitario aéreo de las Illes Balears el pasado 10 de marzo de 2022, con una duración de 4 años, por un valor de 22,4 millones de euros.

Con este contrato, el servicio ha renovado la flota de vehículos aéreos del transporte urgente, con dos aeronaves B250 y dos nuevos helicópteros Bello412EP con capacidad para 4 tripulantes sanitarios y un paciente, además de los dos tripulantes de cabina. Este incremento de la capacidad de los vehículos permite llevar a cabo asistencias sanitarias muy complejas tales como los traslados de pacientes con ECMO (oxigenación con membrana extracorpórea), que requieren la participación de cuatro profesionales sanitarios, como el realizado el pasado viernes.

Todos los traslados se realizan con los equipos de electromedicina (respiradero para la asistencia ventilatoria, monitor desfibrilador en caso de arritmia maligna o parada cardiorespiratoria, bombas de perfusión de medicamentos y derivados sanguíneos, oxígeno, así como materiales de inmovilización, incubadora para traslado de neonatos, etc.). Se garantiza la continuidad de curas realizadas en hospital de origen hasta su destino o, incluso, hacer frente a cualquier eventualidad o complicación que surja durante el vuelo.

Además de la complejidad clínica de estos pacientes (pacientes críticos conectados a ventilación mecánica, portadores de marcapasos, cuadros graves de COVID, con apoyo ECMO, etc), supone un gran reto logístico por la cantidad de material electromédico que hay que traer.

Es fundamental la coordinación entre todos los integrantes del equipo, no sólo en la fase terrestre y de embarque, sino también durante el vuelo en caso de que surja alguna adversidad ante la que se tenga que actuar como la desfibrilación o la intubación del paciente, que requiere de la sincronía entre pilotos y equipo médico.

Las patologías que suponen un mayor volumen de traslados son la cardiopatía isquémica, los casos de neurocirugía, politraumatizados con riesgo vital, patología COVID o procesos oncológicos para tratamientos específicos.

El servicio aéreo medicalizado ha realizado 718 traslados desde el 1 de enero al 1 de agosto de este año. Durante el año 2021 el SAMU061 realizó un total de 1.141 traslados.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn