PANTER VIBATECH WEB
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

Se trata de una autobomba rural pesada 4x4, con doble cabina para llevar a seis bomberos y asientos para llevar cinco equipos de protección respiratoria.

El pasado 30 de junio, la Diputación de Málaga, a través del Consorcio Provincial de Bomberos (CPB), entregó al Cabildo Insular de La Palma, la isla canaria que se vio afectada durante casi tres meses por la erupción del volcán en el paraje natural de Cumbre Vieja, un camión de bomberos para mejorar su servicio de extinción de incendios y salvamento.

El vehículo es una autobomba rural pesada 4x4, un camión del que no disponían los bomberos de La Palma y que les permitirá circular por caminos y vías complicadas. Se trata de un camión de doble cabina preparado para llevar a seis bomberos, equipado con asientos para llevar cinco equipos de protección respiratoria. Dispone de seis cofres o armarios laterales (tres por cada lado) y un cofre superior, que cuentan con un completo equipamiento formado por un equipo de excarcelación para accidentes de tráfico, un turbo ventilador, un generador eléctrico, mangueras de extinción y trabajo pesado, lanzas de extinción, escaleras de asalto, material de estabilización y herramientas manuales.

Tareas desarrolladas por la erupción del volcán

El Consorcio Provincial de Bomberos malagueño ha colaborado con los bomberos de La Palma, las Fuerzas de Seguridad del Estado y la Guardia Civil en las tareas de rescate, salvamento, asistencia técnica y medidas preventivas como, posteriormente, en tareas de limpieza y de valoración de los daños causados por la erupción volcánica. Desde noviembre del año pasado hasta mediados de enero de este año se desplazaron a la isla tres contingentes de voluntarios de bomberos del Consorcio, con un total de 20 efectivos de los distintos parques de la provincia, y también se envió un camión equipado para labores de extinción de incendios, salvamento y rescate.

 Así, en el tiempo en que los bomberos del Consorcio de Málaga estuvieron en La Palma se entablaron unas relaciones estrechas y de colaboración con los compañeros de la isla, que estaban desbordados por la magnitud y los efectos de la erupción del volcán.

Más de 3.000 horas de trabajo

La ayuda ofrecida consistió en que los componentes de cada contingente trabajaron una semana entera, con disponibilidad de 24 horas, por lo que, en total, los 20 efectivos del CPB han prestado servicio durante 3.360 horas.

Los trabajos realizados en un primer momento incluyeron, entre otros, el acompañamiento de personas a viviendas para la recogida de enseres y bienes, todo ello para medir los gases y con equipos de respiración; el rescate de animales de granja; la recuperación de maquinaria de industrias afectadas; el acompañamiento a los científicos para la realización de pruebas, la eliminación de obstáculos, como árboles y ramas; así como guardias para la cobertura de urgencias y emergencias, como accidentes de tráfico e incendios.

Además, colaboraron en la limpieza de cubiertas, retirando cientos de toneladas de ceniza volcánica, de modo manual con palas y carretillas. En esta materia se trabajó 21 días con una media de 8 horas paleando. Igualmente, realizaron mediciones de gases derivados de la erupción volcánica (dióxido de azufre, monóxido de carbono y déficit de oxígeno) que se producía en zonas habitables y viviendas que había que inspeccionar y revisar para evitar la asfixia de personas; y también procedieron a la valoración patológica de edificaciones que habían sido afectadas por la corriente de lava y por el depósito de cenizas.

Anuncio de un nuevo acuerdo

El presidente de la Diputación de Málaga ha avanzado que próximamente se firmará un acuerdo con el Cabildo Insular de la Palma que contempla la puesta a disposición de herramientas formativas, asesoramiento técnico y vehículos y materiales para mejorar el servicio de bomberos que se presta en la isla. Las líneas de colaboración que se contemplan incluyen el asesoramiento técnico en materia de bomberos para el establecimiento del servicio en todos aquellos campos que el Cabildo solicite; la posibilidad de participación de efectivos de La Palma en actividades formativas que el CPB Málaga realice y desde el Cabildo le solicite participar; la prestación de formadores para el desarrollo de cursos de formación de bomberos de nuevo ingreso que se establezcan una vez superados los procesos de oposición; y el apoyo en equipos y materiales que causen baja en el CPB Málaga y que, por operatividad y estado, puedan resultar de interés para La Palma.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn