PANTER VIBATECH WEB
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

Con un importe de 736.000.000 euros, el Consejo de Gobierno aumentará el número de ambulancias en todas las provincias, pasando de los 605 vehículos actuales a 706.

El 17 de junio, el Consejo de Gobierno de Castilla y León aprobó el nuevo contrato de transporte sanitario con un importe de 736.274.807 euros. El contrato tendrá una duración de seis años y la inclusión de presupuesto para cubrir futuras necesidades, de la ampliación y mejora del servicio de transporte sanitario terrestre, tanto urgente como no urgente, para los pacientes a cuya asistencia está obligada la Gerencia Regional de Salud. Gracias a esta inversión, fruto de un profundo estudio, se pasará de las 605 ambulancias actuales a 706, lo que supone un aumento del 16,7 %.

En concreto, se pasa de un importe anual de licitación de 63,3 millones a otro de 118,7 millones (55,4 más al año), incremento justificado por varias cuestiones:

-En primer lugar, el aumento del número de ambulancias en todas las provincias. Se incrementa el número de dispositivos en 101 vehículos a los ya existentes (16,7 % más). En soportes vitales se crece de 186 a 257 (tanto básicos como avanzados), mientras que en vehículos de transporte programado se asciende de 419 a 449).

-En segundo lugar, el presupuesto de la licitación se ha obtenido a través de un estudio en el que se ha analizado el coste de cada recurso teniendo en cuenta su dotación técnica, de personal y el horario de funcionamiento previsto.

-En tercer lugar, la Consejería de Sanidad ha tenido en cuenta el incremento de los costes de personal (80 % del coste total del servicio) aplicando el nuevo convenio colectivo de transporte de enfermos y accidentados en ambulancia para la Comunidad, inscrito en el Registro Central de Convenios Colectivos de Trabajo por Resolución de 7 de marzo de 2022. Este incremento, que varía según la categoría profesional, supone una ampliación por encima del 30 % al final de su vigencia.

-Y en cuarto lugar se ha tenido en cuenta que el aumento de recursos, como complemento de los ya existentes, queda justificado por una necesidad asistencial creciente -la incipiente despoblación del mundo rural- manifestada a lo largo de los años de ejecución de los diferentes contratos del servicio de transporte sanitario.

Para ello, el incremento global por clase de ambulancia será el siguiente:

-Ambulancias de soporte vital avanzado para transporte sanitario urgente (Clase C, con médico y enfermero de Sacyl): incremento de 22 ambulancias (de 51 a 73), entre las que se incluyen recursos no existentes en los contratos vigentes como son los Soportes Vitales Avanzados de Enfermería (cinco ambulancias, con base en Cuéllar, Boceguillas, Vitigudino, Fermoselle y Guardo) y los Soportes Vitales Avanzados de Cuidados Críticos Especiales (dos ambulancias que darán cobertura a toda la Comunidad).

-Clase B. Ambulancias de soporte vital básico para transporte sanitario urgente (normalmente sin profesionales sanitarios, llevan técnicos de emergencias) y equipos móviles de atención continuada (llevan técnicos de emergencias y enfermería de Sacyl): aumento de 49 ambulancias (de 135 a 184), con la novedad de que todas serán de 24 horas/día para dar mayor cobertura a los PAC de Atención Primaria.

-Ambulancias no asistenciales, para transporte programado (clase A1 y clase A2): incremento global de 30 recursos (de 419 a 449), para el transporte programado. Crece el número de ambulancias de transporte colectivo y decrece el de uso individual por ser más lógico disponer de más vehículos que puedan ejercer las dos tareas. Como novedad se incluyen recursos de transporte colectivo especialmente adaptados a traslado de pacientes en sillas de ruedas.

-Por último, el contrato incluye una cantidad (23,7 millones de euros) destinada a la posibilidad de su modificación cuando se apruebe alguna medida concreta para el refuerzo de vehículos en Atención Primaria, o bien por un plan de optimización de las emergencias sanitarias de Sacyl que prevea la necesidad de disponer de mayor número de ambulancias con respecto al parque ahora autorizado.

Hay que recordar además que desde enero de este año está operativo el nuevo servicio de transporte sanitario aéreo -por importe de 18 millones de euros y una duración de tres años-, formado por cuatro helicópteros con bases en Burgos, Astorga (León), Salamanca y Valladolid, que prestan servicio los 365 días de año y cuyo objetivo es que la prestación sanitaria a pacientes en situaciones críticas llegue en el menor tiempo posible a pesar de la dispersión geográfica y de la orografía.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn