• Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

Acogerá un simulacro de emergencia, en el marco de este proyecto se han instalado cámaras de vigilancia en puntos sensibles del Camino de Santiago para facilitar la búsqueda de peregrinos en caso de pérdida.

El proyecto transfronterizo de gestión de emergencias ALERT realizará una muestra de la coordinación de los distintos equipos de emergencias que lo componen con un simulacro. La Comunidad Foral será el escenario de esta representación cuya finalidad es demostrar la coordinación y habilidad que han adquirido durante los cuatro años de proyecto acometiendo la operación desde el mismo puesto de mando.

En concreto, el Gobierno foral a través de la Dirección General de Interior, participará en el simulacro llevando a cabo maniobras que impliquen a los distintos grupos de emergencias: el Grupo de Rescate Técnico (GRT), el Grupo de Rescate Acuático (GRA), y a los bomberos en operaciones forestales, de viviendas, de accidentes de tráfico o de fugas de mercancías peligrosas.

Dicha escenificación que tendrá lugar en octubre, será muestra de las destrezas que han adquirido a lo largo del desarrollo del proyecto, cuya finalidad no es otra que aspirar a mejorar la capacidad de anticipación y respuesta de los actores del territorio, así como armonizar las plataformas de recepción de llamadas de emergencia y las técnicas de intervención de las diferentes regiones.

Esta semana se han celebrado las reuniones del Comité Directivo y Técnico, respectivamente, donde se han repasado las actuaciones y esfuerzos compartidos del proyecto desde su creación y se ha perfilado la actuación-simulacro donde se plasmará dicho trabajo. Dichas reuniones, en las que ha participado la directora general de Interior del Gobierno de Navarra, Amparo López han tenido lugar en el Palacio de la Diputación Foral de Gipúzcoa.

Acciones asumidas por Navarra: incendios forestales y puntos sensibles
Durante el desarrollo de ALERT, cada equipo se ha encargado de diferentes competencias. Navarra ha asumido la labor de detección de sitios sensibles transfronterizos y los riesgos de incendios forestales. Respecto a estos últimos, se han elaborado documentos que describen las pautas de utilización del fuego técnico en la labor de extinción de incendios forestales.

En cuanto a las zonas sensibles, se han elaborado las denominadas ‘fichas Etare’, donde se identifican esos lugares, junto con los riesgos que presentan y un posterior plan de emergencia para tales puntos. Por ejemplo, se enumeran lugares de ventas en el entorno de la frontera como Ibardin, Larun y Dantxarinea, por su peligrosidad debido a la cercanía del monte.

Cámaras de vigilancia para rastrear a peregrinos extraviados
Además, se ha procedido a instalar cámaras de seguridad en algunos puntos comprometidos del Camino de Santiago, como es el caso del refugio de Izandorre. Al tratarse la zona de un lugar conflictivo por los riesgos de desorientación, se han colocado en este refugio dos cámaras de vigilancia con fines de seguridad ciudadana.

Los dispositivos registran las imágenes cuando detectan movimiento en la escena, por lo que pueden resultar muy útiles en caso de búsqueda de personas desaparecidas a la hora de discriminar y acotar la zona de rastreo.

Asimismo, los propios peregrinos pueden consultar estas imágenes en la página web de Turismo de San Juan de Pied de Port para conocer las condiciones meteorológicas y del camino en ese punto.

Colaboración interregional con fondos FEDER
El territorio transpirenaico, presenta unos riesgos concretos debido a sus características tanto orográficas, como coyunturales, al ser una zona de paso común de peregrinaje. ALERT, cuyas siglas responden a Anticipar y Luchar juntos en un Espacio común contra los Riesgos Transfronterizos, surge con el fin de dar respuesta a esta necesidad.

El Gobierno de Navarra, junto con los bomberos del Departamento francés de los Pirineos Atlánticos, el Gobierno de Aragón y la Diputación Foral de Guipúzcoa, forman parte de esta iniciativa transfronteriza, cuyo objetivo es promover el intercambio de prácticas en el conjunto de los Pirineos, un territorio sujeto a riesgos tanto naturales como relacionados con la actividad humana.

Se inserta dentro del programa comunitario interregional europeo POCTEFA, cuya pretensión es crear y organizar una red de cooperación Transfronteriza para la gestión conjunta de riesgos y misiones de ayuda mutua en situación de urgencia, emergencia, rescate y catástrofes. Cuenta con un presupuesto de 3,399 millones de euros, de los cuales un 65%, es decir, 2,209 millones, se financian a través de los Fondos FEDER de la Unión Europea.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn