• Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

Las nuevas instalaciones permitirán una respuesta más rápida y eficaz desde una localización más céntrica en la comarca y más cercana a la mayor parte de la población y las zonas industriales, lo que permitirá reducir el tiempo de respuesta ante las incidencias.

El Diputado General de Bizkaia, Unai Rementeria, ha inaugurado las nuevas instalaciones del parque de bomberos de Zalla para la comarca de Enkarterri. Desde este parque se atenderá a una decena de municipios donde reside una población que supera los 32.000 habitantes. Los alcaldes de estos municipios, Artzentales, Balmaseda, Karrantza, Galdames, Gordexola, Güeñes, Lanestosa, Sopuerta, Turtzioz y Zalla, han sido invitados al estreno oficial de las instalaciones, al que también han asistido la diputada de Administración Pública y Relaciones Institucionales, Elixabete Etxanobe y el director general de Emergencias y Protección Civil , Pedro Izaga junto a los bomberos y bomberas del Servicio de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento de la Diputación Foral de Bizkaia. El acto inaugural ha consistido en un recorrido por las nuevas instalaciones y ha concluido con un simbólico ‘bautismo’ bajo un arco de agua suministrado por dos camiones cisterna.

El  Diputado General de Bizkaia, Unai Rementeria, ha afirmado que este nuevo Parque de Zalla es un paso más hacia una Enkarterri mejor: “este parque representa el compromiso de la Diputación de Bizkaia con Enkarterri. Porque cree en Enkarterri e invierte en Enkarterri. Y porque va a mejorar la vida de todas las personas que viven aquí. Las y los bomberos de este parque van a poder ofrecerles un servicio todavía más rápido, eficaz y seguro”.

Más seguridad, eficacia y rapidez en las intervenciones
El nuevo parque está ubicado en una parcela de 5.800 metros cuadrados situada en el barrio Gallardi, junto al nudo de acceso al Corredor del Kadagua. Sustituye al que hasta ahora ha estado en uso desde el año 1.974, situado más al oeste, en el límite entre Zalla y Balmaseda.

Con la nueva ubicación, además de proporcionar unas instalaciones modernas y capaces de ubicar con comodidad los medios con los que cuenta el actual parque de bomberos comarcal, se gana en tiempo de respuesta para acudir a un siniestro. Por una parte, se ubica junto al corredor, una vía rápida y fluida de primera magnitud, con buenos accesos a todos los municipios del entorno en ambos sentidos. Por otra, se sitúa más cerca de donde se han ido desplazando, en los últimos años, los núcleos principales de población, el denominado centro de riesgo poblacional. De las aproximadamente 300 intervenciones que se vienen contabilizando al año en esta comarca, 2 de cada 3 se producen en los municipios de Zalla, Balmaseda y Güeñes.

Además de facilitar la rápida movilización del equipo de bomberos en caso de aviso de emergencia, su emplazamiento hará más seguro el acceso a los vehículos y la puesta en marcha de las salidas para intervenir en siniestros. Así mismo, facilita el estacionamiento y los movimientos de los vehículos pesados de emergencia y su acceso a vías rápidas de comunicación. E, igualmente, mejora la seguridad de las personas, los bienes y el medio ambiente en los siniestros de protección civil en los que se vean implicados y tengan que intervenir efectivos del Servicio de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento de la Institución foral.
Junto a las emergencias directas que puedan producirse en el radio de acción del parque, también desde el mismo los bomberos y bomberas prestarán apoyo a los otros parques del territorio limítrofes con esta zona en aquellas intervenciones que requieran de más medios, al igual que el resto de parques forales lo harán con este.

Características de las nuevas instalaciones
El nuevo parque de Zalla está construido sobre una parcela de 5.800 m² de los que 1.300 m² los ocupa la nueva construcción. El edificio principal, de 815 m² útiles, está dividido en dos plantas, En la baja se sitúan el puesto de guardia, despachos, vestuarios y aula, mientras que en la primera están el gimnasio, las habitaciones, zonas de estancia y la cocina. Todo él se ha diseñado poniendo especial atención a la funcionalidad, de forma que se minimicen los tiempos de respuesta ante un incidente.

La construcción cuenta con la máxima calificación energética (A), con unas instalaciones de calefacción y refrigeración que utiliza energía geotérmica y que se aplica mediante un sistema de suelo radiante.

En otra edificación anexa a la anterior, se ubica el garaje, con una estética más industrial. Alberga a los vehículos que componen la dotación del parque: una autobomba urbana pesada, otra forestal y otra nodriza, una autoescala completamente automática, un furgón de útiles varios, un todoterreno y un vehículo de mando. También dispone de una zona de almacén para equipamiento y herramientas como cuchillas quitanieves, bombas, carros de arena, esparcidores de sal, etcétera. El conjunto incluye un área de entrenamiento y maniobras y una torre de ejercicios de sótano y planta baja más cuatro plantas.

En cuanto a personal, el nuevo parque de bomberos de Zalla contará con la misma dotación del actual: seis cabos, treinta bomberos y dos sargentos, coordinados por un jefe de zona en el parque central de Urioste (Ortuella).

8 parques para las 8 comarcas de Bizkaia
El Servicio de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento de Bizkaia está formado por 430 personas y ocho parques de bomberos y bomberas profesionales distribuidos por todas las comarcas: Urioste (Ortuella), Basauri, Artaza (Leioa), Iurreta, Gernika-Lumo, Zalla, Markina y Derio.

En 1970, abrieron sus puertas los primeros parques de bomberos de Gernika-Lumo, Durango y Trapagaran. Cuatro años más tarde entraron en funcionamiento los parques de Galdakao, Getxo y Zalla. En el año 1985 se puso en servicio el parque de Markina y un año más tarde abrió sus puertas el parque de Mungia.

En la década de los 90, la Diputación se propuso adecuar y trasladar las instalaciones ya existentes a las nuevas vías de comunicación, fundamentalmente autovías, ya construidas y en servicio del territorio. Así en el año 92, el antiguo parque de Trapagaran dio paso a la instalación central de Urioste (Ortuella) y en el año 97 al traslado del Parque de Getxo a su actual situación en Artaza (Leioa). En el año 1994 se creó en el parque de Urioste el Centro de Comunicaciones, que centralizó toda la información y la coordinación de las actuaciones a realizar por el Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento. En 2019, la Institución foral puso en marcha en ese mismo parque el ‘Bizkaia Prest’, el centro integral de gestión de emergencias de Bizkaia que gestiona también las emergencias del Servicio Foral de Montes.

La puesta en marcha del nuevo parque de Zalla para Enkarterri, junto al parque de Arratzu para  Busturialdea en estos momentos en construcción, es un proyecto estratégico de la Diputación para la presente legislatura, tal y como se recoge en el documento Goazen 2030.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn