Digital Newsletter (660x110)
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

Es en las grandes ciudades y dentro del Sistema Nacional de Salud donde, en mayor medida, ejercen su misión.

En el ámbito de la Sanidad Pública, son las Comunidades Autónomas con más recursos económicos las que pueden disponer de este tipo de equipos asistenciales, cubriendo un sinfín de avisos imposibles de solventar únicamente con las unidades habituales. Por lo tanto, salvo equipos destinados a servicios preventivos para todo tipo de eventos (Ayuntamientos y Protección Civil) o empresas sanitarias privadas que ofrecen asistencia domiciliaria con estos dispositivos, son en las grandes ciudades y englobados en las urgencias y emergencias del Sistema Nacional de Salud donde, en mayor medida, los veremos ejercer su misión; que no es otra que dar respuesta y resolver los avisos adjudicados, complementando, de este modo, el enorme abanico de demanda sanitaria en poblaciones como Madrid, Barcelona, Valencia o Bilbao, entre otras.

Aunque pueden variar las denominaciones de estas unidades en diferentes comunidades, a criterio de las consejerías y gerencias correspondientes, las funciones y dotaciones son las mismas, englobadas dentro de los servicios de urgencias y emergencias a nivel nacional.

Vehículo de Intervención Rápida (V.I.R.)

Son unidades de Soporte Vital Avanzado, cuya dotación está compuesta por un médico, un diplomado universitario en enfermería y un técnico en emergencias sanitarias.

Estas unidades asistenciales carecen de camilla, por lo que no trasladan a pacientes en sus vehículos.

Los vehículos van equipados con material similar al empleado en ambulancias asistenciales tipo C (UVIS móviles); es decir: aparatos de electromedicina (respirador artificial, monitor desfibrilador, bomba de infusión, etc.), material fungible, sueroterapia, oxigenoterapia, vía aérea completa para intubación, material de movilización e inmovilización del paciente traumático (collarín cervical, colchón de vacío, tablero espinal, camilla de cuchara, etc.), y medicación de todo tipo. Así equipados, son capaces de asistir y dar soporte vital avanzado con el objetivo de estabilizar al paciente afectado, resolviendo in situ y dando así por finalizado el aviso o proporcionando, a petición del médico de la unidad asistencial -si fuese necesario-, el medio de transporte adecuado al centro médico útil según la patología a tratar.

En este caso se puede elegir entre una ambulancia asistencial, si la situación lo requiere, o tomar la opción más frecuente en caso de traslado, que conlleva que el personal facultativo se incorpore a la ambulancia asistencial tipo B con el material oportuno del operativo y se traslade con el paciente en cuestión al centro médico de referencia o al indicado por patología.

Elección del vehículo

La ventaja de este tipo de dispositivos radica en la eficacia para ejecutar los avisos y la disminución del tiempo de respuesta.

Llegar lo antes posible al lugar de los hechos conlleva una pronta atención al paciente, y por tanto, mayor calidad asistencial, por lo que los vehículos a carrozar deben gozar de motores de gran potencia, siendo los elegidos para esta tarea los todoterrenos para zonas rurales y furgonetas de tamaño medio para las grandes ciudades. En poblaciones donde pueda ser necesario transitar por caminos y pistas forestales, o cuya climatología requiera un vehículo capaz de enfrentarse en condiciones meteorológicas adversas en vías de difícil acceso -principalmente en periodos invernales, por operatividad y diversificación de flota-, pueden usarse indistintamente en un medio u otro.

Las marcas y modelos de vehículos todoterrenos más habituales han sido variadas, pero la tendencia desde el año 2016 camina hacia versiones pick up renovadas con cabinas a elegir de tres y cinco plazas.

Ford, con su modelo Ranger abre un abanico amplio de oferta entre sus tres distintos tipos de cabina que se adaptan a las necesidades de carga y ocupantes. En materia de seguridad, le avala haber sido la primera pick up en obtener las 5 estrellas de seguridad de la Euro NCAP. Dispone de una capacidad de carga útil de hasta 1403kg (según modelo) y se puede elegir entre su motor 2.2l TDCI Euro VI de 160cv y el más alto de gama de 3,2l TDCI Euro VI de 200cv de potencia. La experiencia de Ford en fabricación de pick up es incuestionable y lo demuestra con su extensa gama de mercado. Mercedes-Benz sorprende presentando a finales del 2017 su primera pick up, el modelo X, que promete grandes prestaciones y calidades difíciles de igualar. Con una carga útil de 1,1 toneladas y 3,5t de remolque, ofrece un gran número de sistemas de asistencia a la conducción y tracción integral permanente 4MATIC. Montará un motor de 6 cilindros y también otra opción de 4 cilindros aún por desvelar. Volkswagen, con su nuevo modelo Amarok, ofrece como buena elección dos motores de 6 cilindros y 3.0l de 204CV y 224CV respectivamente. Una opción interesante para los cada vez más adeptos al cambio automático es su caja de 8 velocidades. Por otro lado, Nissan, con el modelo Navara de diseño elegante y confort garantizado, presume de tener los gastos de mantenimiento más bajos de su categoría; información interesante para los gestores de empresas concesionarias y administraciones públicas que opten por carrozar estos modelos. Toyota no se queda atrás, y, con su modelo Hilux, compite ferozmente con el resto de opciones ofrecidas. Cabe destacar, como medida de seguridad importante, las barras de acero de alta resistencia (HTSS) longitudinales y transversales que protegen a todos los ocupantes del vehículo en caso de accidente.

En la elección de un furgón de tamaño medio me decanto por el modelo Vito de Mercedes por la garantía y seguridad que supone la marca. De nuevo invito a probar su caja de 7 velocidades de cambio automático que mejora el confort en la conducción y disminuye el consumo. Su dócil manejo por las calles de las ciudades facilita considerablemente el trabajo a los técnicos en emergencias sanitarias, cuya labor incluye la conducción de urgencia y emergencia en urbes con gran afluencia de vehículos e innumerables e impredecibles escenarios que abordar de manera rápida y eficaz. Gracias a sus tres variedades de longitudes entre dos tipos de distancia entre ejes, la decisión es más sencilla a la hora de carrozar, adecuándose a las necesidades del usuario para deleite de las empresas carroceras. Ford y su modelo Transit Custom 2017 se postula como firme candidato a tener en cuenta con un renovado motor EcoBlue 2.0l TDCI. Cuenta con dos estilos de carrocería Van (Double-Cab-In-Van y Kombi) a elegir y dos longitudes (L1 y L2) con techo estándar o alto. Han cuidado el consumo y la emisión de gases con un precio de salida muy competitivo. Volkswagen mantiene su cuota de mercado con el modelo Transporter. Moderna y eficiente, es garantía de durabilidad por la robustez y solvencia característica de la marca. Por su parte, Peugeot presenta una interesante apuesta buscando el equilibrio entre el transporte de personas y mercancías con su modelo Expert Combi.

Unidad de Asistencia Domiciliaria (U.A.D.)

Son equipos asistenciales destinados a resolver urgencias domiciliarias de toda índole, siempre y cuando no sea preciso enviar unidades de soporte vital avanzado a la vivienda o el traslado al centro médico útil en ambulancia no sea necesario.

Estas unidades carecen de camilla, por lo que no trasladan pacientes en sus vehículos.

La dotación está compuesta por un médico y un técnico en emergencias sanitarias, y se desplazan tanto por la ciudad en sí, como por la provincia, resolviendo principalmente llamadas relacionadas con patologías geriátricas, enfermedad común, intoxicaciones, alteraciones de la conducta, etc.

Repartido en maletines portátiles, portan un nutrido número de medicamentos, aparatos de medición de constantes vitales, material fungible adaptado a las necesidades y todo lo relacionado con la vía aérea; así como oxigenoterapia y fluidoterapia. No obstante, pueden ser solicitados sus servicios por cercanía o colapso en el centro coordinador para atender emergencias, tanto en domicilios como en vía pública, por lo que disponen de material de electromedicina e inmovilización para una primera y básica atención al paciente grave si la ocasión lo requiere.

Existen unidades especializadas de enfermería, cuya dotación está formada por un diplomado universitario en enfermería y un técnico en emergencias sanitarias, con equipación que incluye maletines portátiles acordes a las funciones a desarrollar; que son, entre otras: curas de todo tipo de heridas y quemaduras, aplicación de inyectables, sondajes vesicales y naso-gástricos, cuidados y atención a pacientes con tratamiento paliativo, etc.

Al igual que sucede con las unidades anteriores, también se puede requerir sus servicios en caso de emergencia por proximidad, colapso del resto de servicios de emergencias o necesidad imperiosa de apoyo logístico o funcional, tanto en domicilios como en vía pública. Disponen por ello de electromedicina y material fungible y de inmovilización básica para una primera atención del paciente grave.

Elección del vehículo

A la hora de decidirse por un vehículo han de prevalecer el manejo y la desenvoltura de un transporte pequeño, fácil de estacionar y capaz de conducirse con fluidez por cascos urbanos, pero que cuente con la seguridad que requiere un vehículo que, en caso de emergencia, debe garantizar la pronta atención de los pacientes afectados.

Al no ser excesivo el material que alojar en el habitáculo sanitario, ni el número de sanitarios que lo ocupan, priman la seguridad, el confort en la conducción, la visibilidad y un motor con suficiente potencia para solventar situaciones de riesgo que se puedan producir.

La experiencia me lleva a recomendar el modelo clase A y clase de B de Mercedes-Benz. La seguridad y respuesta de sus modelos cumplen con las expectativas, siendo más completo, espacioso y confortable el Clase B. Dispone de una amplia gama de motores en gasolina y diésel que van desde 1461 cm³ hasta los 2143 cm³ de su gama más alta en diésel, con potencias desde 109CV a 177CV. El Clase A, puramente urbano, resulta cómodo y ágil en calles estrechas y espacios reducidos donde se mueve como pez en el agua.

No obstante, existen modelos más asequibles de prestaciones parecidas y capaces de cumplir con los objetivos para estas unidades asistenciales; como el Ford EcoSport, que, compacto por fuera, presenta un interior sorprendentemente espacioso. Además, el bajo consumo es excepcional en este vehículo. Renault, con su modelo Captur, maneja dos motores TCe de 90CV y 120CV respectivamente y presume de cadena de distribución de larga duración con bajo mantenimiento garantizado. El Citröen C3 o el Peugeot 208, con consumos y emisiones de gases muy logrados, son también una alternativa a tener en cuenta; pero no hemos de olvidar el servicio postventa. Como ya he comentado en otras ocasiones, una pronta reparación y asistencia es fundamental para que el parque móvil no se resienta y se garanticen los servicios ofertados. Su buena ejecución será decisiva a la hora de renovar con la marca elegida u optar por el cambio.

Como en los vehículos de transporte sanitario, son diversas las empresas carroceras que desde hace años equipan estos vehículos con gran acierto. Rodríguez López Auto trabaja sobre todo con las marcas señaladas. Emergencia 2000 incluye diferentes marcas y modelos y adapta cualquier vehículo a normativa. Bergadana, por ejemplo, invita a probar el modelo Seat Altea Freetrack y el Clase B de Mercedes para su versión VIR.

Tanto los vehículos de intervención rápida como las unidades de asistencia domiciliaria resuelven diariamente un sinfín de avisos, evitando el colapso en los servicios de urgencias de los hospitales y el resto de centros sanitarios cada día, los trescientos sesenta y cinco días del año. La correcta configuración de un equipo sanitario solvente y la acertada elección del vehículo, así como una equipación adecuada, son la garantía de un servicio de calidad, fiable y resolutivo.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn