Digital Newsletter (660x110)
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

La última versión en tecnología de ahorro de combustible de Allison Transmission ofrece una combinación de características mejoradas para optimizar aún la economía en la conducción.

Allison Transmission ha lanzado FuelSense 2.0 con cambio DynActive. Este modelo ofrece hasta un 6% más de ahorro de combustible que el software FuelSense original de la compañía. Disponible en tres packs, FuelSense 2.0 permite que las flotas optimicen el ahorro de combustible y rindan según sus necesidades concretas.
               
En palabras de Heidi Schutte, vicepresidenta de Marketing y Ventas de Allison Transmission para América, “esta nueva tecnología reduce aún más el consumo de combustible en todos los segmentos de los duros ciclos de un vehículo. FuelSense 2.0 ofrece mayor flexibilidad de especificación y supone la mejor relación calidad-precio para nuestros clientes”.

Presentados en marzo de 2014, los packs FuelSense de Allison permiten mejoras ostensibles en el consumo. Mediante un conjunto de mejoras de software patentadas, la nueva tecnología FuelSense 2.0 usa el cambio DynActive para ofrecer una combinación con infinitas variaciones de puntos de cambio de marcha. FuelSense 2.0 emplea un algoritmo de aprendizaje para lograr de forma permanente el balance perfecto entre ahorro de combustible y rendimiento.

FuelSense 2.0, que ofrece la máxima relación calidad-precio para aplicaciones con grandes necesidades de arranque-parada, ha sido testado durante casi cuatro millones y medio de kilómetros en flotas de clientes con distintas cargas de trabajo, habiendo experimentado todas ellas incrementos de hasta un 6% en el ahorro de combustible. Esta mejora ha generado un ahorro anual de 280 a 850 € por vehículo según aplicación, kilometraje anual y precio del combustible.

Los packs disponibles son el FuelSense 2.0, FuelSense 2.0 Plus y FuelSense 2.0 Max; todos ellos con cambio DynActive incluido. FuelSense 2.0 Plus y Max incluyen la opción mejorada de Punto muerto en parada. FuelSense 2.0 Max incluye la opción mejorada de Gestión de aceleración.

“Punto muerto en parada” mejorado

Esta funcionalidad reduce el consumo de combustible y las emisiones mediante la reducción o la eliminación de la carga sobre el motor cuando el vehículo está parado. Se presenta en dos modalidades: (1) Parcial: Ofrece Punto muerto en parada parcial (primer nivel); o (2) Premium: Ofrece Punto muerto en parada completo, además de una nueva capacidad de cabotaje a baja velocidad. Ambas versiones cuentan con bloqueo de salida en parada para evitar caer hacia atrás.

“Gestión de aceleración” mejorado

Esta funcionalidad selecciona de forma automática la marcha adecuada. Recién actualizada, además de los cinco niveles de control disponibles actualmente, ofrece mayor precisión al limitar la aceleración del vehículo a una tasa personalizada.

Los packs FuelSense 2.0 ya están disponibles. Más información disponible en www.allisontransmission.com/fuelsense

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn