Digital Newsletter (660x110)
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

La delegada del Gobierno inaugura el primero de los cinco cursos de formación del 061 andaluz sobre utilización de estos dispositivos empleados en la reanimación cardiopulmonar.

La andaluza Empresa Pública de Emergencias Sanitarias, EPES, ha entrenado en la mañana de ayer a 45 profesionales de las delegaciones del Gobierno, Justicia, y Hacienda de la Junta de Andalucía en Almería en el uso de desfibriladores externos semiautomáticos y en la aplicación de las maniobras de reanimación cardiopulmonar.

Una decena de profesionales del servicio de emergencias sanitarias 061 en Almería han explicado a personal de estas delegaciones cómo actuar como primer interviniente ante una situación en la que una persona sufra una parada cardiorrespiratoria.

La delegada del Gobierno, Gracia Fernández, acompañada por José Javier García del Águila, director asistencial de EPES Andalucía, ha inaugurado la primera de las cinco sesiones de formación a las que asistirán hasta un total de 200 trabajadores de la Junta. La formación que se ha iniciado ayer se prolongará hasta el próximo mes de julio.

Durante la sesión de formación los asistentes han podido conocer el funcionamiento de los servicios de emergencias sanitarias en Almería, de la mano de la directora provincial del 061, Itziar Vivar.

La Junta de Andalucía en Almería ha instalado nuevos desfibriladores en sus edificios de la Delegación del Gobierno en el Paseo de Almería, de la Delegación de Hacienda y Administración Pública, en la Calle Arapiles y de la Delegación de Justicia e Interior en calle Canónigo Molina Alonso. Junto a esta inversión y con el entrenamiento del personal de estas delegaciones territoriales, que los capacita para actuar de forma inmediata en caso de presenciar una parada cardiorrespiratoria, estos centros cumplen los requisitos para ser acreditados como ‘zonas cardioaseguradas’.

El objetivo de estas jornadas es que los asistentes aprendan, directamente de personal médico del 061, conocimientos básicos para abordar situaciones de emergencias ante eventos críticos en los que la vida de la persona afectada corre peligro. Para ello, los sanitarios que participan voluntariamente en estas actividades han enseñado al grupo a usar un desfibrilador automático y a poner en marcha la cadena de supervivencia.

Gracia Fernández ha subrayado la importancia de la reanimación cardiopulmonar porque “está demostrado que salva vidas si se inicia en los primeros minutos, por lo que la rapidez es lo esencial y para ello es necesario también que las personas más cercanas a la posible víctima sepan qué hacer, que estén formadas”.

La necesidad de implantar desfibriladores en lugares públicos o privados con gran afluencia de población viene dada, según ha informado la delegada, en que su utilización puede suponer una supervivencia de hasta un 30%. De las 30.000 muertes súbitas que se producen al año en España, “estaríamos hablando de poder salvar 7.500 vidas, pero una sola vida ya merecería la pena”, ha subrayado Fernández.

Los aparatos que se han instalado en las delegaciones son sencillos, simples y van informando cómo actuar con total seguridad. Además, existe un registro de equipos instalados que permite en caso de emergencia, que el operador que atiende una llamada indique el más cercano de la persona que corre peligro.

El curso inaugurado ayer forma parte de la estrategia de formación a la población que está llevando a cabo la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias en Andalucía, cuya finalidad es entrenar al mayor número de personas posibles en estas técnicas de reanimación que pueden salvar vidas. 

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn