• Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
SICUR MEGABANNER
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

La consellera valenciana de Sanidad ha asegurado que no habrá prórroga en la adjudicación del servicio a Ambulevante.

Además de la promesa de poner en marcha una nueva convocatoria para subsanar los problemas surgidos con el ‘superconcurso’ de transporte sanitario en la Comunidad Valenciana, , la consellera Carmen Montón ha asegurado en las Cortes Valencianas que se realizarán “controles exhaustivos” al servicio durante el tiempo que esté en activo. Dicho control se traduce en acceso al programa informático que permite visualizar los vehículos, para saber así dónde se encuentran las ambulancias en todo momento.

Para Monzón, los antiguos gestores de sanidad “ni controlaron ni implantaron las mejoras en el servicio previstas en las cláusulas administrativas y técnicas del contrato”, además de no constituirse las comisiones o grupos de trabajo departamentales de seguimiento y mejora del servicio previstos en las cláusulas del contrato. Así, continuó la consellera, “no se nombró al responsable del servicio; fue la propia empresa la que organizaba los itinerarios y desplazamientos sin dar cuenta al departamento afectado”.

Para establecer una supervisión real, el equipo de sanidad de la Consellería ha adelantado que se pondrán en marcha comisiones departamentales y se designará un responsable para el seguimiento del transporte sanitario, entre otras medidas.

Criterios de selección dudosos

La Comisión Europea ha planteado dudas al proceso de adjudicación del ex Consell del PP para vehículos ambulancia y similares para un periodo de 10 años, alertando que el “superconcurso” adjudicado en 2014 no respetó la obligación de discriminación, trasparencia e igualdad de toda licitación. Por ello, y tras recibir quejas del sector, la CE exigió una aclaración sobre los criterios de selección de las empresas aspirantes. Recibida la aclaración, las autoridades europeas no sólo mantuvieron sus dudas, sino que aseguraron que el concurso se había preparado a medida de la empresa ganadora, al no dar ni siquiera la posibilidad al resto de aspirantes de presentar ofertas porque no cumplían los requisitos exigidos por Sanidad.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn