PANTER VIBATECH WEB
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

Los vehículos de Toyota, en los que se ha invertido casi 1.300.000 euros, son aptos para circular por terrenos complejos e incorporan un sistema de extinción con bomba y depósito de 400 litros.

El pasado 20 de octubre se presentaron los datos del balance final de la campaña de incendios forestales para 2022 del INFOAR. Durante el acto, se mostraron además las nuevas 26 pick up adquiridas por la dirección general que permitirán renovar el parque de vehículos del Operativo de Prevención y Extinción de Incendios Forestales.

Son todoterrenos que se distribuirán por las Áreas Medioambientales de Aragón (AMA), para el uso de los Agentes para la Protección de la Naturaleza (APN). Los vehículos de la marca Toyoya, en los que se ha invertido casi 1.300.000 €, son aptos para circular por terrenos complejos y, entre otros, incorporan un sistema de extinción con bomba y depósito de 400 litros, para mejorar las intervenciones en primeros ataques. Antes de que finalice el año, llegarán otras 33 más, aunque sin el sistema de extinción.

Casi simultáneamente a esta adquisición, también se ha tramitado la compra de cinco camiones autobomba y un Puesto de Mando Avanzado (PMA) ligero, para operaciones complejas en incendios de tamaño medio. Desde la dirección esperan que estos vehículos puedan llegar lo antes posible para renovar los medios materiales del operativo.

Balance provisional estadístico de incendios

En el periodo que va del 1 de enero al 30 de septiembre de 2022 se han registrado 472 incendios, cifra notablemente superior a la media histórica. Entre estos, el 71% han sido conatos, un porcentaje inferior a la media histórica que significa que, este año, más conatos de los habituales han evolucionado a incendios de más de una hectárea.
El total de hectáreas forestales calcinadas durante este verano ha sido 20.236,97 ha (datos provisionales), una cifra muy superior a la media histórica de 2.987,84 ha, a causa de los cuatro Grandes Incendios Forestales (GIF) que se han sufrido en Aragón. El mayor de ellos, el de Ateca, calcinó más de 11.000 ha de superficie forestal.
En cuanto a las causas, se ha detectado que han disminuido notablemente los incendios producidos por accidentes o negligencias, mientras que han aumentado los incendios intencionados, con un porcentaje del 19,7% este año, frente a la media histórica de 15,5%. Por ello, desde la Dirección General de Medio Natural y Gestión Forestal se insiste en extremar las precauciones, ya que “el fuego no perdona”.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn