PANTER VIBATECH WEB
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

Con una inversión de casi 600.000 euros, se han adquirido 3800 prendas de alta protección que sustituirán al equipamiento antiguo, muy desgastado tras las actuaciones durante la pandemia de Covid-19.

El pasado día 24 de abril, la Comunidad de Madrid anunció que invertirá casi 600.000 euros en la renovación del vestuario de intervención de los miembros de su Cuerpo de Bomberos. El Consejo de Gobierno autorizó la semana pasada la licitación del suministro de 3.850 prendas de alta protección, durante este año y 2023, cuya sustitución se produce ahora ante el excepcional desgaste sufrido durante las actuaciones por la pandemia del COVID-19.
La compra incluye 1.600 chaquetillas, 2.200 pantalones –prendas que están sometidas a un mayor daño y requieren una mayor reposición– y 50 chalecos. Todas tienen la consideración de equipos de protección individual (EPIs) y son especialmente requeridas en actuaciones de rescate en incendios forestales.

De esta manera, los equipos cuentan con características específicas para cubrir necesidades especiales, en cuanto a la composición del tejido, diseño, resistencia al fuego y a la abrasión, y, en general, adaptación a las condiciones físicas y químicas en las que desarrolla su trabajo el personal que las utiliza.

Para calcular el volumen de esta adquisición, la Consejería de Presidencia, Justicia e Interior ha tenido en cuenta que al actual número de efectivos -1.438- que desarrollan su actividad en los 20 parques de la red regional, se van a sumar a lo largo del presente año 150 nuevas incorporaciones, más los 60 del Parque de Móstoles, que, previsiblemente, se integrarán el próximo otoño en el Cuerpo de Bomberos autonómico.

Reabre el Museo de Bomberos de Madrid tras más de ocho años cerrado

El pasado 8 de abril, el Ayuntamiento inauguró el Museo de Bomberos, que no abría sus puertas desde 2014. Durante este tiempo, se han realizado unas obras de renovación integral de las instalaciones con una inversión de más de 2,8 millones de euros.

El Museo hace un recorrido histórico por las etapas de los bomberos de la capital a través de siete áreas. Así, empieza por el Acuerdo sobre Fuegos de 1577 y los primeros 24 “matafuegos de la Villa” de 1618, para mostrar los fondos de una colección que abarca desde vehículos hasta el equipamiento para desarrollar su labor a lo largo de los siglos.

 El Museo de Bomberos se fundó en 1982, en las instalaciones ubicadas en los sótanos del Parque 8 de Bomberos con material depositado en los viejos almacenes y en los diferentes parques. Ocupaba una superficie de unos 500 metros cuadrados y se exponían cinco vehículos de tracción mecánica, una escala de tracción animal, una bomba de brazal y dos carros auxiliares, además de varias colecciones de diverso material. En 1992, se decidió impulsar su desarrollo para llegar a los madrileños y se buscó todo tipo de material que pudiera ser expuesto, además de realizar unas pequeñas obras de acondicionamiento. En pocos años se duplicaron los fondos del museo.

Actualmente, las visitas se completan con talleres y actividades, adaptadas por grupos de edad, y la exposición incluye una dramatización en la que exhibe la rutina de un bombero desde el momento en el que suena la sirena hasta que el camión sale del parque móvil.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn