PANTER VIBATECH WEB
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

El Servicio Aragonés de Salud garantiza la equidad en todo el territorio.

Este nuevo modelo se adapta a las necesidades y características de los aragoneses incorporando recursos operativos de manera inmediata, mejorando los vehículos, su equipamiento sanitario y las competencias de sus profesionales. Según el gerente de Salud, José María Anal, se reducen los tiempos de respuesta porque los recursos estarán mejor dotados  en personal, equipamiento y distribución. Para lograr este objetivo, se incrementa la plantilla en 80 personas y las horas de presencialidad semanal de los recursos que pasan de 2.000 a 5.000. En lo que ambulancias se refiere, habrá una de Soporte Vital Básico (SVB) con un conductor y un técnico que se activará en caso de traslado técnico; y una de Soporte Vital Avanzado (SVA) en la que se incluirá la UME (médico, enfermero, conductor y técnico) y las UV (conductor, médico y enfermero. Esta última actuará cuando hay una necesidad de asistencia sanitaria en ruta.

El plan supone una reorganización de los servicios, de tal forma que siete de las actuales ambulancias convencionales funcionarán como SVB, teniendo en cuenta criterios de población, la demanda asistencial, el acceso a servicios sanitarios y otros recursos móviles, comunicaciones e isócronas. La organización centralizada territorialmente de los SVB aumenta su presencialidad y reducirá en al menos 15 minutos la activación del recurso. Conviene recordar que las ambulancias convencionales no disponen de conductor con presencia física, por esta razón siempre tienen un tiempo de activación de 15 minutos. Cualquier aragonés tendrá a menos de 30 minutos un soporte vital básico.

En esta nueva configuración del Servició de Salud Aragonés ,los SVB se incrementan hasta un total de 52 unidades con presencialidad las 24 horas de día, incluyendo los fines de semana. Los SVB especiales para condiciones climatológicas adversas pasan de 6 a 11 y se incorporan dos nuevos dispositivos: un SVAE (con enfermero TES y conductor) para atender los traslados secundarios entre centros hospitalarios y el vehículo de intervención rápida (VIR) que incluye médico, enfermero y técnico y apoyará a la ciudad de Zaragoza.

A modo de recordatorio, el transporte sanitario urgente lo gestiona el 061 Aragón, que decide el recurso más adecuado en función de la gravedad, la proximidad y la disponibilidad del mismo. Por su parte, el Salud controla la atención sanitaria y de urgencias a través del 061 y de los centros de salud. Los conductores, los técnicos y los vehículos son subcontratados y precisamente la actual adjudicación concluye este año (en los próximos días se publicará el pliego de condiciones para la nueva adjudicación). El presupuesto de licitación previsto supera el actual en más de cuatro millones de euros anuales.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn