PANTER VIBATECH WEB
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

El parque de la Diputación de Teruel se diseñó hace más de veinte años para acoger a un único bombero de guardia cuando la dotación por turno actualmente es de al menos cuatro efectivos, por lo que las instalaciones se han quedado obsoletas.

La Diputación de Teruel invertirá casi un millón de euros, 963.911,31 euros (IVA incluido) en la ampliación y el equipamiento del Parque de bomberos de Calamocha, uno de los cuatro que integran el servicio que se presta en la provincia, y que se financiará con el Fondo de Inversiones de Teruel (FITE). El parque se diseñó hace más de veinte años para acoger a un único bombero de guardia cuando la dotación por turno actualmente es de al menos cuatro efectivos, por lo que las instalaciones se han quedado obsoletas.

El presidente de la Diputación de Teruel y alcalde de Calamocha, Manuel Rando, y el vicepresidente Alberto Izquierdo, acompañados por el diputado José Sancho, han visitado las instalaciones y han conocido los detalles de esta ampliación, que dotará al parque de las condiciones necesarias para acoger la dotación de cada turno.

El actual Parque de Bomberos de Calamocha se diseñó en el año 2000 y su construcción se realizó un año después con dos zonas perfectamente diferencias, destinadas a cochera y dependencias. El planteamiento inicial era albergar a un solo bombero de guardia, pero actualmente se requieren de manera permanente de al menos 4 personas, por lo que las dotaciones del parque son insuficientes y no se cumplen los requisitos mínimos de habitabilidad. Así, el parque cuenta con un total de 25 efectivos: un subjefe de Intervención y seis turnos compuestos por un oficial y tres bomberos cada turno.

Por este motivo se ha licitado esta necesaria ampliación, que se realizará en la zona norte de la nave de aparcamiento, donde se va a construir un edificio. El existente va a albergar las zonas de uso administrativo del parque, y el edificio nuevo tendrá uso principalmente residencial.

El actual complejo tiene una superficie construida de 516,31 m2, con una superficie útil de 463,72 m2 y con el nuevo edificio se sumarán 312,61 metros cuadrados, de los que 248,11 son superficies útiles. Así, se plantea un nuevo módulo adosado a la nave de vehículos, con una planta baja para la zona de guardia así como los vestuarios y elementos de servicio necesarios, como lavandería y zona de limpieza. En la planta superior se desarrollará el programa más residencial del conjunto, y albergará la cocina, zona de descanso y tres dormitorios con dos literas cada uno. La reforma del edificio existente incluirá reformar la planta baja que actualmente alberga los vestuarios, con problemas de filtraciones en la zona de duchas, para reducir su dimensión y adecuarlo como los aseos de la planta. Esta transformación incluirá la ampliación del gimnasio actual. En la planta superior, el traslado tanto de la zona de descanso como de la cocina-comedor al nuevo edificio, permitirá, suprimiendo la actual división entre ambos, la creación de una sala polivalente prevista como un sistema de proyección, destinada a formación.

Las obras incluirán además medidas para cumplir la normativa contra incendios y para ser más eficientes energéticamente, con impermeabilización de cubiertas, sustitución de carpinterías, dotación de sistemas de ventilación y extracción, previsión de la instalación de gas, sustitución de las puertas de acceso para vehículos a la nave, dotación de un sistema de extracción de humos de escape para la nave, sustitución de la actual caldera de gasoil por otra de gas o instalación de un sistema de carga de bombonas de oxígeno y de un grupo electrógeno que permita el funcionamiento autónomo del edificio, entre otras medidas.

Además, en la zona exterior está prevista la ejecución de una nueva acera perimetral, así como la pavimentación de la zona exterior actualmente de zahorras. También está previsto usar una fachada del edificio como zona de prácticas en altura, colocando elementos destinados a este fin.

El gimnasio es uno de los espacios que se ampliará. Se habilitará un espacio para la limpieza de los vehículos en la zona posterior y se proyecta la modificación y motorización de la puerta de acceso de vehículos, la mejora de iluminación exterior y la ejecución de las nuevas acometidas necesarias (gas y electricidad). La obra se ha licitado en dos lotes, de ampliación y reforma del parque y de suministro del mobiliario, y se establece un plazo de ejecución de las obras de seis meses.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn