• Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

Esta ropa técnica está preparada para trabajar en condiciones de climatología adversa, consta de tres capas, y está realizada en color rojo de alta visibilidad. Por su diseño y ergonomía mejora la comodidad de los usuarios, facilitando la libertad de movimientos en unas condiciones extremas.

El Consorcio Provincial de Bomberos de València ha adquirido nuevos trajes impermeables para la protección de los bomberos y bomberas cuando trabajan en situaciones de lluvias. Por eso el Consorcio ha adquirido un total de 696 trajes, que constan de dos piezas, chaqueta y pantalón, y que han supuesto una inversión de 151.171,20 €. Los efectivos de bomberos del Consorcio han empezado ya a utilizarlos en los últimos episodios de lluvias.

Según ha explicado la presidenta del Consorcio, Maria Josep Amigó, “el objetivo es dotar de las mejores condiciones de protección y equipamiento a los bomberos durante los episodios de lluvias, en los que tienen que atender numerosas emergencias”.

Amigó ha remarcado que “mantenemos una fuerte apuesta por la mejora constante de las equipaciones de nuestros bomberos y bomberas, haciendo que puedan trabajar mejor y puedan dar cada día un mejor servicio a la ciudadanía”.

Esta ropa técnica está preparada para trabajar en condiciones de climatología adversa, consta de tres capas, y está realizada en color rojo de alta visibilidad. Por su diseño y ergonomía mejora la comodidad de los usuarios, facilitando la libertad de movimientos en unas condiciones extremas.

Por otro lado, el Consorcio tiene también previsto destinar otros 81.055,57€ en otros equipos relacionados con los rescates acuáticos, una de las situaciones más frecuentes durante los episodios de lluvias pero también en otros momentos del año. En esa inversión se incluye, entre otras, una barca de rescate, catamaranes de rescate, o varios EPIs de socorrista acuático.

Según explica el Consorcio, los episodios de lluvias son cada vez más frecuentes y más virulentos, y por eso, está llevando a cabo un innovador estudio para analizar la capacidad de achique del dispositivo del Consorcio en situaciones de inundaciones. José Miguel Basset, Inspector Jefe del Consorcio, señala que “desde el Consorcio estamos adaptándonos a estas consecuencias del cambio climático”, y por eso “estamos analizando la capacidad actual de nuestros equipos de achique, como las motobombas, estudiando todas las opciones para aumentar esa capacidad con otros sistemas tecnológicos”. El estudio está en proceso y una vez extraídas las conclusiones, está previsto dedicar unos 100.000 euros para adaptarse a esas nuevas tecnologías de achique.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn