• Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

Entrevista a Gustavo Molino, jefe del servicio de extinción de incendios del ayuntamiento de Granada. Los bomberos de Granada celebran sus 200 años de historia este 2021, se trata del cuerpo más antiguo de España. Cuentan con una flota de alrededor de 40 vehículos, 190 efectivos estructurados en las sus diferentes áreas y dos parques.

Desde SERVICIOS DE EMERGENCIA, contamos en este número con una entrevista muy especial, conocemos en profundidad de la mano Gustavo Molino, jefe del servicio de extinción de incendios del Ayuntamiento de Granada, la historia y actualidad de este cuerpo con 200 años de historia.

¿En qué consiste su labor dentro del cuerpo de Bomberos? ¿Qué puesto ocupa?
Mi puesto es de jefe del servicio, la labor es ejercer la jefatura y dirección de la estructura del servicio, así como establecer la planificación, coordinación y supervisión de las distintas áreas que estructuran el mismo.

Este año, el cuerpo de bomberos de Granada cumple 200 años de historia, sois el cuerpo más antiguo de España, ¿Qué información hay de esos comienzos? ¿cuándo se inicia exactamente el servicio de una manera profesional?
Un siglo antes que apareciera la palabra ‘Bombero’, el Convento del Carmen sufrió un grave incendio en el año de 1723 y si a causa del fuego perdía su uso conventual, en la siguiente centuria se adecuaría, por orden, para el uso de bombas, bomberos y como casa consistorial donde se alojaría la institución del Excelentísimo Ayuntamiento. Acaba de nacer sin pretenderlo, la historia del Cuerpo de Bomberos de la Ciudad de Granada.

Desde el establecimiento de mecanismos de prevención del fuego, se vivirá a lo largo de este periodo una serie de grandes incendios y hechos fortuitos que marcaron los inicios de la colaboración ciudadana para combatirlos. La división de Granada en parroquias articula métodos primitivos para luchar contra estos desastres cotidianos, aunque no los suficientes. El formidable incendio que en 1809 se produce en uno de los escenarios ciudadanos más épicos, la Plaza de Bib-Rambla, en donde arde una manzana entera de casas, así como las continuas crecidas, avenidas y por ello, inundaciones (desbordamientos y riadas) del Río Darro llevará al Ayuntamiento en 1821 a fundar el Cuerpo de Zapadores-Bomberos y crear el primer reglamento conocido (20 de febrero de 1821).

El Ayuntamiento regido por Francisco de Paula Martínez (que lo será hasta el 27 de agosto de 1821) organiza a un grupo de 160 voluntarios compuesto por 87 albañiles, 45 carpinteros y 28 fontaneros, que bajo las órdenes del capitán Ruiz Pérez conforman la primera estructura organizativa de los Bomberos de Granada, dividiéndose en Escuadras Operativas de Corte-Bomba, Cerco y Desalojo, donde también hay sanitarios y médicos. Incluso se contará con una Banda de música, teniendo todo ello cabida en un cuartel general que ocupa dependencias del Convento del Carmen Calzado, que casi un siglo antes había quedado muy afectado por un incendio declarado en 1723. El recién creado Cuerpo de Zapadores Bomberos de Granada dispondrá de un Reglamento de fecha 20 de febrero de 1821, considerado el primer reglamento conocido de un servicio de bomberos en nuestro país.

El responsable de aquella flamante institución, el ya citado Capitán Ruiz Pérez, instruyó a sus hombres en organización y conservación del material, topografía de la ciudad y distribución de aguas y en conocimientos sobre construcción y combustión de materiales. Esta profesionalización necesaria, hizo que acceder al cuerpo, fuera una empresa profesionalizada y se requiera de unas dotes y conocimientos al aspirante. Cada ocasión en la que el flamante cuerpo de Zapadores Bomberos había de actuar constituía un acontecimiento capaz de concitar la atracción ciudadana.

El interés despertado entre los granadinos por el trabajo en las incidencias de las tareas de extinción convirtió a sus miembros zapadores-bomberos, en personajes públicos. Se acrecienta la figura de muchos de estos bomberos, que ya no son héroes anónimos. Especialmente valorado, especialmente recordado, el ilustre Joaquín Afán de Ribera y González (1834-1906), que además de sus capacidades literarias y actitudes periodísticas, fue jefe del cuerpo de zapadores-bomberos y figura clave y decisiva para la reconversión de éste en una institución moderna y eficaz.

El cuartel general con entrada por Escudo del Carmen se convirtió en el escenario de las visitas de propios y curiosos. Quién quisiera podía examinar los utensilios y herramientas propios de los bomberos entre las que destacaban los cubos de hierro, las hachas y las bombas, distinguidas con el título y escudo del Cuerpos de zapadores-bomberos de Granada. El transporte de aquellas bombas corría a cuenta del tiro animal. Precisaba el Cuerpo de una caballería de mulos enganchados en varas, tracción imprescindible para el carro hidráulico. Una palanca activada por el rudimentario método del bombeo manual configuraba el mecanismo. Al constante impulso de una cuadrilla de bomberos se obtenía el agua para la extinción de los incendios, más el apoyo de bombines ubicados en tejados y cornisas en el caso que lo requiriera el fuego y este hubiese cobrado una voracidad mayor.

Las órdenes precisaban de un entendimiento claro y que éstas se sobrepusieran al estruendo lógico del incendio y al rumor creciente de los que curiosearan en los entornos. Para ello, desde sus inicios se ideó órdenes mandadas mediante el toque de cornetas, las verdaderas encargadas de dirigir los trabajos: mediante toques prolongados de origen militar a los que seguían registros agudos en diferente número, el bombero identificaba lo que se requería de él de una forma perfectamente audible. Los mandos u órdenes eran los que siguen: toque de arrebato o anuncio del siniestro, toque para la activación de la bomba, toque para la activación de los bombines, y toque de cese de la actividad.

De igual modo, la ciudad compuso un modo de anunciar el trágico suceso y así guiar los pasos de los bomberos, mediante el repique de las campanas; en un tañar previamente establecido, el Cuerpo identificaba rápidamente en qué parte de Granada se estaba produciendo el siniestro. La división espacial se configuró entorno a la Parroquia, de forma que un número de toques concreto servía de reclamo al Cuerpo y a sus Zapadores-Bomberos. Estos, eran los que siguen, por número de toques: 1 toque, Parroquia del Sagrario, 2 toques, Parroquia de la Magdalena, 10 toques, Parroquia de San Cecilio y 14 Sacromonte.

Las crónicas cuentan que el 5 de septiembre de 1945, sonaron por última vez en las campanas de las parroquias de la ciudad los ‘toques de arrebato’ debido al incendio en los almacenes de la Compañía Granadina de Industria y Comercio. Quince edificios de la calle Mesones, Alhóndiga e Hileras sufrieron daños, pero no hubo víctimas. En la portada de IDEAL de aquel día de destaca la actuación ‘arrojada de los bomberos que exponen sus vidas al peligro y bordean las alturas sobre las llamas para extinguir el fuego con su eficaz labor’.

¿Cuántas personas forman parte del servicio?
El servicio está formado por una plantilla de 190 efectivos estructurados en las siguientes áreas:

-Área operativa y de Intervención. En ella se encuadran las brigadas operativas y los grupos especiales. El servicio de bomberos de Granada cuenta desde 1995 con un grupo de rescate de personas sepultadas (GREPS) pensado para actuaciones procedentes de riesgo sísmico, en este sentido dicho grupo actuó en intervenciones internacionales como Turquía, el Salvador y Marruecos. Dicho grupo ha evolucionado tanto en sus intervenciones por riesgo sísmico como en la incorporación de nuevas actividades y campos de actuación como pueden ser los trabajos de rescate vertical, los trabajos subacuáticos y los grupos de acción forestal.

Fuera de estos grupos especiales, el SPEIS también cuenta con grupos de formación en las disciplinas de rescate en accidentes de tráfico, Actuaciones relacionadas con los riesgos tecnológicos y formación en intervenciones y desarrollo de fuegos de interior.

-Escuela de Bomberos. El SPEIS de Granada es un referente a nivel nacional e internacional en el ámbito de la formación no solo por la formación interna sino fundamentalmente, por la formación que se imparte a miembros de otros servicios (Madrid, Barcelona, Andalucía). Es por esto que dentro de la estructura del SPEIS contamos con la escuela de bomberos así como con instalaciones preparadas para albergar jornadas y cursos formativos para más de 100 alumnos con capacidad de estancia completa de hasta 30 de estos alumnos. El profesorado de estas acciones formativas forma parte de las propias brigadas, lo que permite tratar una gran diversidad de áreas y obtener un elevado número de profesores.

-Área de Infraestructuras y administración. Es el área encargada de la gestión de personal y administración.
-Servicio Local de Protección Civil. El SPEIS de Granada, alberga en su estructura al Servicio Local de Protección Civil, el cual, a su vez se subdivide en:

-Oficina técnica: Formada por un ingeniero Técnico industrial, Un Geólogo y un Arquitecto Técnico. Su función es la elaboración y seguimiento de planes de emergencia, de autoprotección, así como el seguimiento de las intervenciones realizadas por las brigadas operativas.

-Agrupación de Voluntarios de Protección Civil, la cual, en la actualidad cuenta con un número de 70 efectivos. (independientes de los efectivos del servicio)

¿Cuál es el ámbito de actuación de los Bomberos del Ayuntamiento de Granada? ¿con cuántos parques cuentan y donde se localizan?
El servicio de bomberos de Granada cuenta con dos parques distribuidos en la cuidad. El Parque Norte de la ciudad, donde se localiza la gestión en Avd Juan Pablo II 104 y el Parque Sur en calle Antonio Dalmases. A nivel operativo, en ambos parques las dotaciones son idénticas, aportando de este modo una potencia de actuación idéntica en cualquier parte de la ciudad. La única salvedad estaría en que la central de recepción de alarma y comunicaciones se encuentra en su parque central.

El servicio de Bomberos de Granada forma parte de un Consorcio de Bomberos desde 1995, esto le lleva a que el ámbito de actuación es toda la ciudad de Granada y su área metropolitana, abarcando un total de 53 Municipios y una población entorno a los 540000 habitantes. La distribución de cobertura de estos Municipios con respecto a los dos parques de la ciudad se realiza en función de las ISOCRONAS de respuesta.

¿De cuántos vehículos se compone el parque? ¿marcas y modelos más habituales? ¿carroceros?
Desde el año 2018, el Servicio desarrolla un proceso de renovación de la flota de vehículos con el objetivo de tener vehículos que aporten garantías de seguridad a los profesionales, así como de trabajar en el cuidado del medio ambiente. De esta forma se han incorporado vehículos con tecnología EURO VI quedando la flota de siguiente manera:

5 autotanques clasificados como BUL (bomba Urbana Ligera) con chasis Renault y Mercedes-Benz, con capacidad de depósito de 2000 litros, carrozados por la empresa Iturri; 2 autotanques de reducidas dimensiones (BUL) montados sobre chasis Fuso, con capacidad de agua de 1000 litros y diseñados por la empresa Surtruck para intervenciones en barrios de la Ciudad de difícil accesibilidad; 2 Vehículos de asistencia técnica (VAT) montados sobre chasis Fuso, con capacidad para transporte de 6 efectivos y diseñados por la empresa Surtruck para intervenciones en barrios de la Ciudad de difícil accesibilidad; 2 Bombas rurales pesadas (BRP) con una capacidad de 3500 litros, montadas sobre chasis Renault y carrozadas por la empresa Iturri; 3 vehículos de altura; AEA de 24 m de altura de rescate montada sobre Chasis Mercedes, con eje trasero direccional y carrozada por la empresa Iveco Magirus; AEA de 32 m de altura de rescate, articulada en su último tramo modelos M32 L-AS, montada sobre chasis Iveco y carrozada por la empresa Iveco Magirus; AEA de 37 m de altura de rescate montada sobre Chasis Mercedes y carrozada por la empresa Iveco Magirus; 2 Bombas nodrizas pesadas (BNP) con una capacidad de 7000 litros montadas sobre chasis Iveco y carrozadas por la empresa Incipresa, y 1 Bomba nodriza Pesada (BNP) con una capacidad de 14000 litros montadas sobre chasis Scania y carrozada por la empresa ITURRI.

También contamos con 4 Vehículos de mando modelo Mitsubishi, 3 Vehículos Nissan Navara destinado al transporte de personal y carga incluidos en el operativo, 3 Vehículos para rescate en accidentes de tráfico. Dos de ellos montados sobre chasis Mercedes-Benz y uno de ellos montados sobre chasis Renault, destinado a intervenciones de rescate en vehículos pesados, 2 vehículos de intervención en zonas de difícil acceso (UBH) marca y modelo Seat Panda 4X4 y 1 Vehículo de transporte de la unidad canina montado sobre chasis Renault.

Además, contamos con 2 Vehículos destinados al GREPS, 1 BUS destinado al desplazamiento de los operativos, 2 Unidades de transporte de personal y carga no operativas, 1 vehículo de actuaciones contra Riesgo Químico, vehículos auxiliares de transporte de personal, vehículos pertenecientes a la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil, vehículos auxiliares y 2 ambulancias de soporte vital básico.

La Alhambra, el Generalife y el Barrio del Albaicín conforman los bienes de Patrimonio Mundial de Granada ¿qué protocolo de actuación tiene su servicio ante posibles actuaciones en los monumentos y zonas declaradas patrimonio de la Humanidad?
El servicio dispone de diversos procedimientos de actuación entre ellos, el recogido para las zonas de barrios históricos de difícil acceso. Para este tipo de procedimientos se establecen trenes de salida específicos haciendo uso de los vehículos acondicionados al efecto y estableciendo labores tácticas diferentes para cada miembro de la salida.

¿Qué tipo de sinergias existen con otros bomberos provinciales cercanos o con los servicios de extinción de incendios de otros ayuntamientos? ¿Hay algún tipo de convenio para intervenciones en franjas territoriales limítrofes?
El SPEIS de Granada forma parte del Consorcio de Bomberos de Granada, se trabaja desde el ámbito provincial en la unificación fundamentalmente de equipamientos así como de criterios de actuación, teniendo en cuenta que las plantillas de personal de los distintos servicios provinciales difieren de la plantilla establecida en el SPEIS de Granada. Con respecto a otros servicios de Ayuntamiento o de Diputaciones, la relación se fundamenta en acciones formativas compartidas así como la puesta en común en los equipamientos y en la flota de vehículos.

¿Cuántas intervenciones realizaron en 2020? ¿cuáles son las más habituales?
En 2020 se realizaron un total de 3451 intervenciones, de las cuales, el 42,95 % son incendios, dentro de las cuales se engloban (Incendios vivienda, incendios vía pública e Incendios de vegetación), el 32,85 % son asistencias técnicas, el 18,98 % se relaciona con salvamentos varios y actuaciones en accidentes de tráfico, el 5,22 % son servicios sin clasificar.

¿Qué retos afronta su cuerpo de Bomberos de cara al futuro?
Teniendo en cuenta las distintas áreas de las que consta este servicio podríamos establecer como objetivos:
1- Potenciar la actividad formativa de la Escuela del SPEIS, al ser un centro de referencia a nivel de C.A, Nacional e incluso Internacional.
2- Afianzar procedimientos de coordinación y cooperación con el resto de los servicios y parques de la provincia, en caso de siniestros en los que se requiera la actuación conjunta de los mismos.
3- Reforzar la estructura del Servicio Local de Protección Civil, con el objetivo de poder seguir trabajando tanto en formación como en información a la población, así como en el mantenimiento de los distintos planes de emergencia con los que actualmente cuenta la ciudad de Granada.
4- Crear un centro de coordinación de emergencias a nivel provincial
5- cubrir las vacantes de personal que a día de hoy presenta la plantilla del SPEIS, con lo que se consigue dinamizar y mantener un servicio moderno con ideas novedosas.

En plena pandemia del coronavirus ¿cómo se han adaptado el funcionamiento del servicio a esta nueva situación?
En el mes de febrero de 2020, tras la llegada de información en la que se empezaba a vislumbrar una situación complicada, el SPEIS de Granada creó procedimientos para protección del personal operativo, en aquellas intervenciones en las que previsiblemente se puediera entrar en contacto con positivos COVID. A medida que todo evolucionó y fundamentalmente desde el mes de marzo de este año, se determinó a nivel operativo, que las medidas adoptadas no eran suficientes, estableciéndose dos objetivos fundamentales dentro del servicio que eran: mantener el personal operativo a salvo de posibles contactos que en determinado momento pudiera llegar a obligarnos a cerrar Parques, con el peligro de no poder prestar el servicio esencial al que nos debemos; cubrir las necesidades que en esos momentos nos demanda la ciudadanía.

Con estos dos objetivos y una vez declarado el estado de Alarma, se modificaron horarios de guardias de forma que las brigadas operativas hacían turnos de 72 horas con lo que conseguimos; menos riesgo al reducir la movilidad que se produce en cambios de turnos diarios; el personal, tras sus turnos de trabajo, disponían de 12 días de descanso, que en caso de presentar algún tipo de sintomatología, permitía prácticamente una cuarentena sin afectar a su jornada laboral; se adoptan las medidas de uso de mascarilla y distancias de seguridad establecidas por las autoridades sanitarias; se modifican los trenes de salida establecidos para los distintos tipos de siniestros, de forma que los operativos puedan viajar en los vehículos manteniendo las distancias de seguridad; e establecen procedimientos de actuación para todos aquellos servicios que planteen la más mínima duda de poder entrar en contacto con casos de COVID positivos, dentro de los cuales se recogen labores de vestido/desvestido y descontaminación de equipos e instalaciones; se desarrolla una instrucción interna de uso de las instalaciones en la que se recogen: vías de entrada y salida de los distintos turnos que acceden a las instalaciones; se limita cualquier acceso a los parques, que no esté relacionado con el personal de guardia; se realizan dos tomas de temperatura a los miembros de las guardias. Una vez a la entrada y otra vez durante la tarde de dicha guardia; se limita e incluso se prohíbe el uso de determinadas estancias comunitarias en el interior de los parques (cocina, salón comedor, gimnasio); se suprimen todas aquellas actividades diarias que impliquen riesgo de contagio al no poder mantener las distancias de seguridad; se establece un proceso de descontaminación generalizado de las instalaciones y vehículos en cada turno entrante de guardia; y se trabaja coordinadamente con los servicios de vigilancia de la salud del propio Ayuntamiento de Granada, así como con los responsables sanitarios de distrito correspondiente en el sentido de que ante la aparición de cualquier sintomatología se pone en funcionamiento de forma instantánea el circuito de rastreo y pruebas PCR que nos permitan aislar un posible contagio del personal del servicio.

Con estas estas medidas, conseguimos mantener un servicio con un mínimo de 25 profesionales diarios de guardia, en condiciones óptimas de seguridad y no contagio de COVID. Según avanza la situación de la pandemia, la ciudadanía y los distintos servicios coordinados nos solicita la intervención para descontaminación en centros de trabajo y residencias. Para este fin, se activa el grupo de trabajo de Riesgos Tecnológicos, encargado de coordinar mediante grupos de profesionales, fuera de sus turnos de guardia (72 h) y de forma altruista, actuaciones de descontaminación. Se realizaron más de 1000 h de trabajo y se descontaminaron más de 60 residencias de ancianos, 20 centros de acogida, así como diversas instalaciones municipales.

A medida que ha ido avanzando el estado de pandemia y una vez pasada la primera ola de contagios, el servicio siguió con todas las medidas establecidas desde el inicio de la misma, modificando únicamente los horarios de las jornadas laborales, se volvió a la jornada laboral establecida de 24 h.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn