• Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

Los cuerpos de bomberos más allá de la labor diaria de apagar incendios y salvaguardar vidas, realizamos otras series de actividades que, aunque no requieren de urgencia, son necesarias para que en caso de que se produzca una emergencia afrontemos la intervención con profesionalidad y eficiencia. Un reportaje de Enrique Álvarez, suboficial de bomberos del Ayuntamiento de Madrid.

Los Servicios de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento (SPEIS) aparte de intervenir en situaciones de emergencias, apagar incendios y realizar rescates, efectúan otras actuaciones que, aunque no tienen un marcado carácter de urgencia, si son necesarias en vistas a mejorar las intervenciones que ocurren en nuestro ámbito nacional. Nos referimos a las actividades planificadas tales como: revisiones, simulacros, visitas, retenes de prevención, etc. y que a continuación comentaremos.

REVISIONES DE COLUMNAS SECAS EN LOS EDIFICIOS EN ALTURA
Las Instalaciones de Protección Contra Incendios son los medios que se disponen en los edificios para protegerlos contra la acción del fuego. Aunque todas juegan un papel significativo quizás la más importante para una intervención de bomberos sea la columna seca.

Debido a la importancia que tiene este sistema de protección activa contra incendios de uso exclusivo de bombero en los edificios en altura, (conviene recordar que el concepto de edificio en altura, introducido tradicionalmente por las normativas de prevención de incendio, considera edificios en altura todos aquellos en los que existan puntos cuya altura de evacuación sea igual o superior a 28 metros). Se debe de realizar reconocimientos a este tipo de instalaciones para detectar averías o fallos y que nos garantice su correcto funcionamiento en caso de incendio y evitar así demoras en la extinción.

Para realizar estas revisiones se activa una autobomba urbana pesada (BUP). Realizando primeramente un reconocimiento exterior, donde comprobaremos la accesibilidad al edificio de nuestro vehículo, la localización de la toma de fachada y que este correctamente señalizada. Posteriormente, en un reconocimiento interior de la caja de escalera, comprobaremos el correcto funcionamiento de todas las tomas en planta (situadas en las plantas pares hasta la octava, y a partir de esta, en todas), así, como las llaves de sección (cada cuatro plantas). Finalizando con una prueba hidráulica en la última planta por medio de una instalación y un manómetro de presión.  con la finalidad de comprobar la estanqueidad de la instalación además de la adecuada presión y caudal.

REVISIÓN DE LA RED DE HIDRANTES
Los hidrantes son sistemas de abastecimiento de agua, para uso exclusivo del cuerpo de bomberos, que se exigen en determinados usos. Estos pueden ser utilizados para abastecer de agua a los vehículos de bomberos o para ser usados directamente para atacar a un incendio. Cada día más empresas disponen de hidrantes privados que tienen en cuenta estos factores e instalan armarios próximos al hidrante para realizar una instalación de agua que podrá ser de ataque o abastecimiento. Los hidrantes públicos suelen estar enterrados y ubicados en la vía pública por lo que su deterioro, rotura (como consecuencia de heladas), vandalismos, etc. hace que en muchas ocasiones estos no estén operativos. Con el objetivo de llevar un control y efectuar las revisiones periódicas los SPEIS disponen de un departamento que se encarga de verificar la accesibilidad, señalización y el correcto funcionamiento de la red hidráulica en estos sistemas.

ASISTENCIA A SIMULACROS DE EMERGENCIAS
Los simulacros son ensayos o ejercicios de adiestramiento práctico del modo de actuar en caso de una emergencia, según lo previsto en el Plan Autoprotección que deberá estar implantado en las actividades afectadas por el RD 393/2007, de 23 de marzo, por el que se aprueba la Norma Básica de Autoprotección (NBA). 

Estos ejercicios implican la participación de todo el personal de los centros, establecimientos y dependencias, dedicados a actividades que puedan dar origen a situaciones de emergencia y en muchos casos también involucran a medios externos como pudieran ser bomberos, policía local y personal sanitario. La asistencia a esto simulacros nos permite comprobar de manera real la adecuación de lo previsto en el plan a las necesidades existentes y sirve, en la mayoría de las ocasiones, para introducir mejoras tanto en los procedimientos establecidos como en los medios e instalaciones, porque generalmente se comprueba que se han pasado por alto muchos detalles, que solamente se pueden descubrir cuando se pone a prueba la capacidad de respuesta de las instalaciones y personas ante una emergencia.

Los objetivos previstos del simulacro por la NBA son la verificación y comprobación de:
-La eficacia de la organización de respuesta ante una emergencia.
-La capacitación del personal adscrito a la organización de respuesta.
-El entrenamiento de todo el personal de la actividad en la respuesta
-La suficiencia e idoneidad de los medios y recursos asignados.

Otro tipo de simulacros son los realizados por los propios Servicios de Emergencia y Fuerzas de Seguridad del Estado (Bomberos, Sanitarios, Policías, Guardia Civil, etc.) simulando un gran siniestro (accidente aéreo, terremoto, fugas de sustancias peligrosas, etc.) con la finalidad de poner a prueba la   coordinación y actuación conjunta de los servicios participantes y detectar posibles fallos en   los Planes de Intervención y Procedimientos Operativos.

VISITAS A EDIFICIOS SINGULARES
Los edificios singulares, generalmente abarcan todas aquellas edificaciones de uso público que por sus dimensiones o tipología estructural entrañan una mayor dificultad en el proyecto y construcción (museos, palacios, edificios, etc.). Debido a la complejidad arquitectónica de estas construcciones hace que una intervención de bomberos resulte compleja y no exenta de riesgos.

La realización de visitas a estos edificios tiene como objetivo la familiarización y conocimiento de los accesos, zonas de riesgo especial y otras particularidades que los servicios de emergencia deben de conocer en aras de una posible intervención.

RETENES PREVENTIVOS
Se realizan como norma general en actos multitudinarios, grandes eventos, conciertos, celebraciones deportivas… La finalidad de este servicio es tener en una zona de seguridad definida, un vehículo de bomberos con su dotación completamente equipada, para ser un equipo de primera intervención y de respuesta inmediata ante cualquier conato de fuego o emergencia que se pueda originar.

En el caso de espectáculos con artificios pirotécnicos realizados por expertos cuyo NEC (peso neto en materia explosiva) sea superior a 100 kilogramos es obligatorio disponer de un servicio contra incendios cuya dotación y equipamiento sea el adecuado al espectáculo a celebrar (Instrucción Técnica Complementaria número 8 del el Reglamento de artículos pirotécnicos y cartuchería).

Otras actividades que se realizan los SPEIS son las practicas diarias que se llevan a cabo en los parques de bomberos como parte del entrenamiento. Estas son muy variadas y necesarias para adquirir la destreza y el conocimiento necesario para acometer las actuaciones con seguridad y confianza.

En definitiva, como hemos comentado los Cuerpos de Bomberos más allá de la labor diaria de apagar incendios y salvaguardar vidas, realizamos otras series de actividades que, aunque no requieren de urgencia, son necesarias para que en caso de que se produzca una emergencia afrontemos la intervención con profesionalidad y eficiencia.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn