Digital Newsletter (660x110)
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

El Consorcio Provincial de Prevención y Extinción de Incendios continúa renovando su flota de vehículos, se trata de cinco Bombas Rurales Pesadas (BRP) MAN, una Bomba Urbana Ligera (BUL) Renault y una Autoescalera Automática de Salvamento (AEA) de Iveco.

El Consorcio Provincial de Prevención y Extinción de Incendios ha recibido las siete primeras unidades para la renovación de su flota de vehículos, por un importe total de 2.171.697 euros. Estos vehículos contra incendios se destinarán a los diferentes parques de la provincia y estarán operativos a principios del próximo mes de enero.

Las cinco BRP están montadas sobre chasis MAN 4x4 con una potencia de 290 CV., caja de cambios automatizada y equipada con dispositivo de avisador de pérdida de estabilidad en caso de actuación en terrenos con pendientes elevadas. Disponen de una cisterna de agua de 3.500 litros y bomba combinada de alta y baja presión, con regulador automático de presión. Están equipadas con todas las herramientas y equipos necesarios para desarrollar con eficacia un amplio abanico de intervenciones.

Como equipamiento adicional se suministran dos equipos de respiración autónoma, una moto tronzadora y motosierra, y dos bombas de achique de agua. Estos vehículos están diseñados para actuar principalmente en incendios agrícolas y forestales, así como en intervenciones derivadas de inundaciones y saneamientos. Los parques de destino son los ubicados en las localidades de Lucena, Montilla, Montoro, Palma del Río y Puente Genil.

En cuanto a la BUL, está montada sobre chasis Renault, con una potencia de 240 CV., caja de cambios automática y cabina doble. Dispone de una cisterna de agua de 1.800 litros y bomba combinada de alta y baja, con regulador automático de presión y está equipada con las herramientas y materiales necesarios para desarrollar con eficacia todas las intervenciones en incendios urbanos y en todo tipo de rescates, incluidos los accidentes de tráfico.

La autoescalera Automática de Salvamento está montada sobre chasis Iveco, con una potencia de 320 CV., y un cambio de velocidades automático. La escalera en sí alcanza una altura total de 32 m., disponiendo de cesta para tres personas y camilla de rescate.

Este vehículo está diseñado para el rescate y salvamento de personas en situaciones de riesgo por incendio en edificios de altura. Asimismo, se emplean en cualquier tipo de intervenciones en altura, tales como saneamientos de fachadas, actuaciones en cubiertas, trabajos de saneado de ramas, carteles publicitarios, trabajos de inspección, etc. Además, son vehículos indispensables para la extinción de incendios urbanos y en establecimientos industriales. La autoescalera irá destinada al Parque Comarcal de Bomberos de Lucena-Cabra.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn