Digital Newsletter (660x110)
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

Para organizar las diferentes disciplinas que se pusieron en práctica en estas escuelas se crearon tres grupos de trabajo.

Esta semana se ha celebrado la quinta edición de las Escuelas Prácticas de Riesgos Tecnológicos y Medioambientales de la UME, organizadas por el GIETMA, que este año han estado orientadas a compartir procedimientos y experiencias en la gestión emergencias químicas industriales y sus derivadas medioambientales. En esta edición han participado, como intervinientes y observadores, más de 150 especialistas de 50 instituciones y organismos internacionales, nacionales, autonómicos, locales y empresas del sector.

Para organizar las diferentes disciplinas que se pusieron en práctica en estas escuelas se crearon tres grupos de trabajo.

El primero de ellos, ha estado enfocado específicamente a los incidentes químicos industriales y de mercancías peligrosas en las que se han simulado diferentes escenarios como trabajos en accidentes con cisternas, búsqueda y rescate en ambiente contaminado o actuación ante grandes incendios industriales. Además de personal de la UME, en este grupo han participado bomberos del Ayuntamiento de Barcelona, Madrid, Vizcaya así como bomberos industriales de FALK con la colaboración de la empresa MOLGAS, que ha proporcionado cisternas reales y equipos de intervención para las prácticas.

El segundo grupo ha tratado la intervención medioambiental en aguas interiores y en riveras marítimas. En el Pantano de San Juan, la compañía de Intervención en Medioambiente y Descontaminación del GIETMA puso en práctica los protocolos de control de contaminación, trato de fauna contaminada y reducción del impacto en el medio natural ante un accidente junto con equipos de intervención de Gas natural Fenosa y de DRANVEL/LAMOR.

El tercero de los grupos se dedicó al reconocimiento, toma de muestras e identificación medioambiental y de tóxicos industriales. En este grupo intervinieron equipos NRBQ de la Ertzaintza, Mossos d´Escuadra, policía científica del Ayuntamiento de Madrid y equipos de toma de muestras de agentes biológicos, químicos, radiológicos y el Laboratorio de Identificación Rápida (LABIR) del GIETMA.

Este ejercicio contó con la importante colaboración del Centro Nacional de Sanidad Ambiental del Instituto de Salud Carlos III que permitió realizar un ejercicio completo de toma de muestra e identificación confirmada en laboratorio de muestras medioambientales (aire, tierra y agua).

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn