Digital Newsletter (660x110)
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

Los profesionales se dieron cita para conocer y debatir la repercusión del “Nuevo RIPCI desde la óptica de la detección y alarma de incendios”.

Las novedades que aporta el Reglamento de instalaciones de protección contra incendios, RIPCI, bajo la óptica de la detección de incendios fue el tema central de la Mesa redonda anual del Comité de Detección de Tecnifuego-AESPI, celebrada el 28 de septiembre en la sede de UNESPA.

El evento, presentado y moderado por Antonio Tortosa y Juan de Dios Fuentes vicepresidente y coordinador de Detección de Tecnifuego-AESPI, respectivamente, contó con la participación de expertos de la Administración pública, usuarios, empresas de ingeniería, fabricantes, instaladores y mantenedores, OCA, Bomberos, etc.

Del encuentro se derivaron varias conclusiones interesantes:

1.  Existe una gran sensibilidad a la forma de aplicar el concepto de la vida útil, presente en diferentes apartados del reglamento, tales como los detectores. Sería importante disponer de un periodo de adaptación razonable para sistemas antiguos.

2.  Resulta muy interesante la posibilidad de la conectividad remota de los sistemas de detección como complemento a la actividad presencial de mantenimiento ya prevista en el nuevo RIPCI.

3.  Es importante desarrollar tanto la figura de la empresa Ingeniería de PCI como del técnico competente en PCI.

4.  Muchas propiedades tienen en el concepto PCI unida la parte de activa y pasiva, por lo que una acción a impulsar es conseguir una reglamentación que integre ambas partes.

5.  Es vital desarrollar un protocolo de actuación, incluyendo una matriz causa-efecto en los sistemas de detección, el cual se pueda seguir tanto en la puesta en marcha de los sistemas, como en las laboras de inspección y mantenimiento.

6.  Se debe mejorar en la capacitación de los usuarios para poder utilizar los sistemas de PCI.

7.  Un objetivo importante es incorporar a bombero como participante de futuras reglamentaciones. El perfil técnico de los mismos se está incrementando.

8.  Aunque no estén en el listado de normas, se debería aceptar el uso de normas y guías de reconocido prestigio internacional. Así como los avances técnicos y las tecnologías punteras.

9.  La detección en vivienda se considera clave, con el fin de reducir el nº de víctimas mortales, y se sitúa como una solución eficaz y asequible.

10.  La inspección y el control es vital para conseguir que nuestro nuevo Reglamento genere un incremento de la protección.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn