Digital Newsletter (660x110)
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

Los cántabros seguirán sin saber quién prestará el servicio de transporte sanitario en su comunidad tras el recurso presentado por la Federación Cántabra del Taxi que ha paralizado, de forma cautelar, la tramitación del contrato del servicio de ambulancias en Cantabria.

En su resolución adoptada el pasado 23 de junio, el Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales ordenó suspender el proceso mientras se resuelve la propuesta de los taxistas, que ha generado grandes molestias entre el gremio del transporte sanitario, de adaptar el pliego de condiciones para optar a los traslados de transporte sanitario no urgente, es decir que no precisen asistencia medicalizada, si bien esta posibilidad ya ha sido descartada por Julián Pérez Gil, gerente del Servicio Cántabro de Salud (SCS), dado que "no lo permite la ley". Así se lo hizo saber al presidente de la Federación Cántabra del Taxi, Manu Andoni Ruiz, en una infructuosa reunión mantenida recientemente entre Pérez Gil, Andoni Ruiz y la subdirectora médica del SUAP/061, Adelia Gallastegui. Tanto Pérez Gil como Gallastegui insistieron en que la petición "no encaja de ninguna de las maneras en la normativa que regula el transporte sanitario", si bien los taxistas aseguran que no se darán por vencidos y que llegarán “hasta las últimas consecuencias”.

Por ahora los taxistas cántabros han paralizado un concurso que acababa de cerrar el plazo de presentación de ofertas, lo que se mantendrá así mientras se estudia su reclamación (se calcula que, como mínimo, esta parte del proceso dure dos meses). 

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn