Digital Newsletter (660x110)
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

Gracias a su bajo consumo, volumen de carga y seguridad de serie, la furgoneta de MAN espera convertirse en una apuesta segura para el traslado de pacientes.

Con la MAN TGE, la marca tradicional de Múnich hace su entrada por primera vez en el mundo de las furgonetas. La producción se inició el pasado mes de abril en la planta del Grupo Volkswagen en Polonia, mientras que la entrega de la primera unidad a un cliente español se llevará a cabo el próximo 21 de septiembre.

MAN ha desarrollado con la TGE un vehículo industrial ligero que convence a los usuarios flanqueado por sus hermanos mayores, que ya llevan mucho tiempo ofreciendo un trabajo profesional con los camiones pesados.

Gracias al bajo valor Cx de 0,33, el menor consumo de combustible de su clase y los bajos costes de reparación y de mantenimiento, la nueva MAN TGE convence con el mejor coste total de propiedad (TCO).

Además de las furgonetas cerradas y el combi acristalado, completan la oferta de carrocerías los chasis con cabina individual y doble, pudiéndose combinar estos dos últimos con numerosos extras "de fábrica".

Versatilidad y rentabilidad en el accionamiento

Los accionamientos también son muy variados. Dependiendo del peso total autorizado, es posible utilizar la tracción trasera, delantera o en las cuatro ruedas, combinadas con una caja de cambios de seis marchas o una caja de cambios automática de ocho marchas. Con la MAN TGE se inicia una nueva generación de motores diésel. Esta generación debutó hace poco más de un año en la mundialmente conocida y exitosa furgoneta de Volkswagen y, gracias a esto, es símbolo de durabilidad y de fiabilidad. Además, este motor de cuatro cilindros fue especialmente diseñado para soportar las "duras" exigencias de un vehículo industrial. El ahorro y la robustez fueron prioritarias. Cualidades que aúna la MAN TGE y, con ello, promete nuevos valores óptimos de rentabilidad y respeto al medio ambiente. La oferta abarca un motor de 1968 cm3 con 75 kW / 102 CV, 90 kW / 122 CV, 103 kW / 140 CV y 130 kW / 177 CV.

La mayor seguridad gracias a los sistemas de asistencia

Con el sistema de frenado de emergencia de serie EBA (Emergency Brake Assist), MAN aporta un elemento importante a la seguridad vial. Además, los sensores de distancia comprueban las distancias críticas con el vehículo que va delante y ayudan a reducir la distancia de frenado. La función de frenado de emergencia integrada City frena además el vehículo de manera automática cuando circula a baja velocidad y reduce de esta manera una de las causas de accidentes más comunes, de este modo, minimiza los tiempos de inactividad del vehículo y los costes de reparación y aumenta, por otro lado, el valor residual.

El asistente de marcha atrás opcional ayuda, por ejemplo, al salir de un aparcamiento marcha atrás. Además, en caso necesario, se puede activar el asistente del remolque. Por otro lado, la dirección asistida electromagnética compensa la resistencia de la dirección causada, por ejemplo, por los vientos de costado.

El Tempomat con regulador de distancia ofrece una mayor comodidad en los trayectos por autopista. El sistema de detección de somnolencia y el freno multicolisión velan por la seguridad de los ocupantes del vehículo.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn