Digital Newsletter (660x110)
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

Entrevista a Raúl García, oficial de Cuerpo de Bomberos de la Comunidad de Madrid y responsable de gestión de flotas.

Licenciado en Educación Física, Raúl García es un bombero ‘atípico’: Entró en 1988 como bombero raso, labor que ejerció durante cinco años para reciclarse en instructor de formación. Estaba en ello cuando salió una oposición para la categoría de oficial, a la que postuló “sin ningún tipo de prebenda o puntuación extra”. Consiguió la plaza en el año 1993 y estuvo 10 años como responsable de formación del Cuerpo y después tres años más como jefe de zona. En el año 2008 comenzó a ejercer como responsable de vehículos, cargo desde el que ha apostado por una aproximación ‘multi-marca’ a la hora de hablar de renovaciones de flota.

¿En qué consiste su labor dentro del área de vehículos del Cuerpo de Bomberos?
Básicamente está enfocada en tres vías: mantenimiento de la flota, ya sea en propiedad o renting; gestión de nuevas tecnologías que tienen que ver con vehículos, y preparación de los condicionados técnicos para la adquisición de vehículos, tanto del chasis como de las funcionalidades que le vayamos a dar a la carrocería. Algunos fabricantes, como pueden ser Renault o Mercedes-Benz, tienen una línea de chasis específicos o con preparaciones para bomberos, con una serie de modificaciones menores pero que ayudan al sistema de carrozado.

¿Quiénes van en sus vehículos?
Según el servicio de bomberos que visites el número de personas que van dentro varía mucho, dependiendo de su capacidad humana, los recursos con los que cuenta… En lo que se refiere a nosotros, en los vehículos de primera salida van siempre cinco personas: un conductor, un mando intermedio -que es el responsable del vehículo- y tres bomberos. Y tenemos vehículos de apoyo a este de primera salida, o vehículos especiales, que pueden ser vehículos autoescalera, vehículos de rescate para accidentes, vehículos de iluminación o achique de agua y los vehículos nodriza. Luego hay un quinto tipo, que son los vehículos NBQ para riesgo nuclear, biológico y químico. Lo que no sabe hacer nadie lo hacemos los bomberos. Somos un poco aprendices de todo y oficiales de nada.

Más allá de tipologías… ¿qué características deben cumplir los vehículos que hay en su parque de bomberos?
Desde que nos incorporamos al área, junto con otro compañero, nos hemos preocupado de que cada vez que se adquiere un vehículo el fabricante o el carrocero estén obligados a cumplir la norma UNE 1846, que no es totalmente de obligado cumplimiento pero que plantea una serie de recomendaciones que abarcan aspectos como la seguridad, la ergonomía, el transporte de los pasajeros, la ubicación de los materiales, etc. Además de eso conseguimos en esa época un convenio de colaboración con el Instituto de Investigación del Automóvil (INSIA), con lo que todos los vehículos, antes de darse de alta aquí, tienen que tener un informe positivo a nivel de desplazamiento de carga, contención del agua en los depósitos, sistemas de retención, pruebas de frenado de rotonda continuada, de zigzag… Es decir que cada vez que sacamos un condicionado técnico obligamos al carrocero a que pase esas pruebas. De esta manera, dentro de las posibilidades técnicas y presupuestarias, intentamos entregar al usuario final, que es el bombero, un vehículo que sea lo más ágil posible; lo más potente posible, que es lo que ellos quieren- aunque el mercado limita los tonelajes con las potencias-; con un plus extra de seguridad: arcos antivuelco internos en las cabinas, cinturones de seguridad de tres puntos en todos los asientos, que no obliga la norma, etc. También hemos conseguido que los vehículos, cuando estén en emergencia, puedan llegar hasta 110 km/h, mientras que cuando vayan con los rotativos apagados, se mantengan autolimitados a 90 km/h.
Nuestros vehículos no se compran “de catálogo”. Pedimos un proyecto técnico, hablamos con la ingeniería del carrocero, hacemos varias visitas para ver los grados de transformación y si no estamos de acuerdo hacemos variaciones. Asimismo, exigimos todo el tema de las pesadas de ITV para que no haya sobrepreso.

Háblenos de las nuevas incorporaciones a la flota
Adquirimos 47 vehículos (25 rurales y 22 forestales) en modalidad de renting. Los renting han ido adaptándose a dos cosas: Las necesidades del cuerpo de bomberos y las posibilidades económicas. En los años de bonanza hemos intentado que el vehículo tuviera las mejores prestaciones y rendimientos posibles. Ahora la tortilla se ha dado la vuelta: tenemos que hacer, con el mismo dinero, más cosas que antes. Y una de las cosas que nos ha hecho bastante daño es la norma Euro 6, que nos limita en dos aspectos: El sobrepeso que supone en el chasis todo el sistema de catalizador, gases de escape, etc., y el sistema de renovación de gases, que nos obliga a hacerlo en parado, porque nuestros traslados son cortos. Y hay un tercer condicionante, que es el volumen, porque nos quita posibilidad de estibar carga.
Además de estas 47 bombas hemos renovado cuatro escaleras de 30 metros, también en renting. Hemos decidido que el renting se haga cargo de todo, menos el aire de las ruedas y el combustible, con lo que nos quitamos de en medio toda la gestión de taller, de mantenimiento y del presupuesto que eso requiere. Y además tenemos un seguro a todo riesgo, algo muy raro en un vehículo de emergencias.

¿Con quienes han hecho esta última operación de renting?
Hay dos renting con La Caixa y dos con CharterWay, que es la financiera de Mercedes-Benz. Los de CharterWay, que son 25, obviamente son Mercedes- Benz carrozados por Rosenbauer, pero los otros 22, que son los forestales, son Renault con carrocería Iturri.

¿Han repetido con estas marcas? ¿Por qué esas y no otras?
Tradicionalmente, en este servicio de bomberos la marca estrella ha sido “la estrella”; hasta hace poco el 98% de la flota de vehículos pesados era Mercedes- Benz. Dentro del rango de chasis que nosotros adquirimos, ellos tienen una preparación especial para bomberos: Cambio de calderines, refuerzo de sistemas de frenado, colocación de baterías… Pero no queríamos convertirnos en una monomarca, así que decidimos salir al exterior para ver lo que había. De hecho nuestros vehículos forestales han nacido del modelo francés, de lo que vimos en su feria de bomberos y de nuestras visitas a la fábrica de Renault. Fue entonces cuando decidimos darte la vuelta a la tortilla, que lo que primara en el diseño fuera la carrocería, ya que al trabajar con vehículos de mucho uso queríamos que tuvieran una buena ergonomía y el máximo de volumen carrozable, además de ser muy seguros.
También hemos estado yendo durante los últimos ocho años a la feria alemana Interschutz para ver los productos, sus especificidades, cómo trabajan los carroceros, qué soluciones técnicas ofrecen… Pero no todos pasan el filtro, porque somos muy exigentes a la hora de carrozar los vehículos. Y si bien esos vehículos son más caros, nosotros tenemos la obligación de dar al ciudadano lo mejor que podamos y es obligación del político buscar el dinero. O sea, nosotros tenemos que dar las soluciones técnicas, las económicas el político.

A modo de resumen, ¿qué marcas y carroceros componen la flota actualmente? ¿Cuántos en propiedad?
De los 322 vehículos de la flota tenemos 67 en renting: 60 de más de 3,5T (51 AEA, BFP y BRP y 9 BUS, UIS y UMJ) y 7 ligeros (BUS y UMJ). En cuanto al total de vehículos, tenemos 154 pesados, 17 vehículos de 3,5T (los furgones Mercedes 313 CDI, 312 D, el Nissan Cabstar y un Defender) y el resto ligeros.
Por marcas, los pesados se reparten así: 3 Iveco, 3 MAN, 115 Mercedes-Benz, 8 Mitsubishi (Renting Fraikin) y 28 Renault Trucks. Y por carroceros, los vehículos de más de 3,5T han sido carrozados por las siguientes empresas: Asflex: 1 (FSV: 5845 BJF), Camiva: 1 (AEA: M 5387 JY), Emergencia 2000: 1 (4916 FNH), Flomeyca: 1 (AEA 2796 GJB), Hitravi: 1 (8333 GRN), Iturri: 22, Magirus: 11, Metz: 4, Page Ibérica: 1 (PMA: M 5440 PU), Protecfire: 5 (FER, AEA, BNL y 2 BFP), Rosenbauer: 71, Sides: 6, Smith: 1 (3676 BHJ), Ziegler: 17 y 9 vehículos renting Fraikin.

¿Qué hacen con los vehículos en propiedad cuando llegan al final de su vida útil?
O bien sale un concurso público o bien se llama a un desguace que se los lleva con el condicionante de que no los puede rematricular o revender, sólo puede hacer piezas o chatarras. Hay otros servicios que tiene más posibilidades pero no es nuestro caso. Lo que sí podemos hacer es donar vehículos. Recientemente hemos donado dos a Siria.

¿Cómo valora al sector de las emergencias en España?
A modo totalmente personal, echo de menos unas directrices nacionales que fueran de obligado cumplimiento para todos los servicios de bomberos. Hablo de un sistema homogeneizado de equipamiento y de vehículos tipo, porque eso ayudaría muchísimo a la gestión, a la preparación de pliegos y la consecución de objetivos, sin contar con que la producción sería mucho más fácil. Pero a diferencia de otros países, acá cada uno ha ido adaptando el tema según sus necesidades, al no existir una normativa que centre el tema. Entonces para el carrocero significa tener que hacer diseños casi exclusivos de los vehículos, y a nivel de bomberos implica que haya elementos que no puedes compartir con otros cuerpos porque las especificidades de cada uno a la hora de diseñar un vehículo lo impiden.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn