Digital Newsletter (660x110)
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

Con mejor protección contra impactos gracias a su casquete interior de gran cobertura, y rendimiento térmico superior mediante capa de aramida, MSA ha desarrollado un casco de diseño robusto y exclusivo, que “no hace concesiones en lo que se refiere a la seguridad de los bomberos”.

Calidad aplicada a la selección de materiales

Todos los componentes son sometidos a evaluaciones y ensayos empleando un protocolo claro. Porque el propio material no lo es todo, MSA también ha optado por no limitarse a lo que se detalla en la norma EN 443 (cascos para la extinción de incendios en edificios y otras estructuras) con el fin de garantizar una seguridad máxima para los usuarios, sobre todo en lo que respecta a los componentes del casco que son críticos para la seguridad.

Mejor protección contra impactos gracias a su casquete interior de gran cobertura

El tamaño del casquete interior del Gallet F1 XF ha aumentado considerablemente con el fin de proteger la cabeza completa del usuario contra impactos y contra el calor, y no solo la mitad del cráneo, ya que un impacto en la frente podría ser mortal.

Los ensayos realizados internamente en nuestro laboratorio a varios cascos con certificación EN443 demuestran que un impacto sobre el casquete únicamente, en un área no protegida por el casquete interior, puede provocar lesiones graves al usuario. En consecuencia, MSA decidió ir más allá de los requisitos de la norma, optando por una protección máxima, en lugar de limitarse al tamaño mínimo necesario para cumplir la normativa.

El casquete interior para absorción de energía del Gallet F1 XF está formado por una espuma de poliuretano de alta densidad con refuerzo moldeado de aramida. Proporciona una protección completa (contra impactos y penetración) en la parte superior y delantera y en los laterales del casco, y no solo en los cinco puntos de impacto indicados en la norma EN 443. De esta forma, el casquete interior del Gallet F1 XF cubre la mayor parte de la cabeza del usuario, sin concesiones en lo que se refiere a la seguridad.

Rendimiento térmico superior mediante capa de aramida

La capa de aramida de la parte superior del casquete interior además ofrece un rendimiento térmico superior. La protección térmica que proporciona también ofrece una gran ventaja competitiva, como advierten los usuarios en sesiones de entrenamiento con calor o en situaciones con incendios reales. En muchas situaciones de ensayos en incendios reales, tuvo éxito a la hora de impedir la penetración del calor durante más tiempo que ningún otro casco.

En el ensayo de exposición a calor radiante (EN 443:2008, apartado 4.7) se expone uno de los puntos de impacto laterales (izquierda o derecha) a un flujo de calor de 14 kW/m² (300 °C aprox.) durante 8 minutos. A continuación, se examina para garantizar que la temperatura medida en la cabeza de ensayo no aumenta más de 25 °C. Tras la exposición, y dentro de un plazo de 60 segundos, se realiza una prueba de impacto (choque o penetración) con el fin de comprobar el rendimiento mecánico del casco cuando se expone a un estrés excesivo debido al calor. El promedio de aumento de la temperatura bajo un Gallet F1 XF es de tan solo +4 °C aproximadamente (promedio basado en 205 ensayos de laboratorio registrados en el Gallet F1 XF), y la fuerza transmitida a la cabeza de ensayo es muy inferior al límite de 15 kN, manteniendo una protección completa contra la penetración. 

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn