Digital Newsletter (660x110)
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

Con la firma del convenio se refuerza la estrecha colaboración que mantienen ambas entidades tras varios años realizando tareas de formación y simulacros de situaciones de emergencia de manera conjunta.

La Unidad Militar de Emergencias y la compañía Iberdrola han firmado ayer martes un convenio para intensificar la colaboración que ambas instituciones vienen manteniendo en los últimos años y facilitar el apoyo técnico y logístico mutuo en situaciones de emergencia.

El acuerdo, que ha sido suscrito por el teniente general Jefe de la UME, Miguel Alcañiz, y por el director del Negocio de Redes, Armando Martínez,

Este convenio viene a ampliar y reforzar la colaboración existente entre ambas entidades y que ha permitido a los miembros de la Unidad Militar de Emergencias profundizar en los conocimientos técnicos de las principales instalaciones de distribución de energía eléctrica, así como los riesgos eléctricos a los que se pueden enfrentar en una situación de emergencia.

La Unidad Militar de Emergencias prestará apoyo tanto logístico como desde su red de telecomunicaciones a Iberdrola Distribución en las intervenciones que desarrollen conjuntamente en los territorios en los que opera la compañía.

Por su parte Iberdrola, además de facilitar apoyo logístico y técnico en las intervenciones conjuntas, prestará asesoramiento en emergencias y soporte científico en la planificación y ejecución de ejercicios y simulacros, y organizará cursos de formación para los integrantes de la UME.

Iberdrola Distribución gestiona la red eléctrica que abastece a más de once millones de puntos de suministro en las diez comunidades autónomas y 25 provincias españolas en las que opera.

Por su parte, la UME tiene como misión principal la intervención en los supuestos de situaciones de emergencia que tengan su origen en riesgos naturales - inundaciones, terremotos, grandes nevadas y otros fenómenos meteorológicos adversos-, incendios forestales, las derivadas de riesgos tecnológicos - químico, nuclear, radiológico y biológico-, y la contaminación del medio ambiente, entre otras situaciones.

Fuente: UME. Fotod: OCP/UME.
  

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn