Digital Newsletter (660x110)
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

La UME (Unidad Militar de Emergencias) y la Comunidad de Madrid realizan un ejercicio de evacuación aérea de bajas masivas ante un supuesto terremoto en las proximidades del embalse El Atazar.

La Unidad Militar de Emergencias, junto con la Comunidad de Madrid, ha organizado un ejercicio de evacuación aérea de bajas masivas en el contexto de un supuesto terremoto. El ejercicio se realizó el pasado 3 de noviembre, en las proximidades del embalse El Atazar, provincia de Madrid.

En el simulacro participaron helicópteros del BHELEME Ejército de Tierra, SAR Ejército del Aire, Comunidad de Madrid y Guardia Civil, y tuvo como objetivo el despliegue coordinado de servicios aéreos y sanitarios de diferentes administraciones.

El ejercicio comenzó con un supuesto accidente de tráfico durante la evacuación en autocar de los habitantes de uno de los municipios cercanos al hipotético epicentro. Sus consecuencias obligan al despliegue de un amplio dispositivo sanitario y aéreo para la clasificación, estabilización y evacuación de las víctimas.

Mientras desde tierra ambulancias del SUMMA 112 Madrid y de la UME se dirigieron a Cervera de Buitrago, se activaron cuatro helicópteros con enfermeros especialistas para realizar el traslado sanitizado de las supuestas víctimas a los hospitales Gomez Ulla y La Paz.

Dada la proximidad de la carretera al embalse, se simuló el rescate acuático de algunas de las víctimas caídas al agua por medio de equipos de buceadores de la UME y helicópteros con rescatadores del Batallón de Helicópteros de Emergencias.

Al mismo tiempo, el incendio provocado por el terremoto en una zona industrial produjo no solo nuevas víctimas sino el vertido de material contaminado a la zona; es por lo que un equipo de reconocimiento NRBQ de la UME se desplegó en las proximidades de El Cuadrón mediante otro helicóptero.

Una vez reconocidas las zonas seguras para la intervención de los servicios sanitarios, y tras la evacuación de los heridos del accidente en El Atazar, los servicios de emergencias terrestres y aéreos se desplegaron en un área específica habilitada en El Cuadrón para la atención y traslados de las estas nuevas víctimas.

“El compromiso mostrado por todos los participantes y su espíritu de colaboración ponen de manifiesto la importancia que tienen estos ejercicios para la preparación de los servicios de emergencia en situaciones complejas y extraordinarias”, señalan desde la UME.

Imágenes: UME/OCP.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn