Digital Newsletter (660x110)
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

La Comunidad de Madrid impulsa la coordinación y colaboración de los organismos implicados en incendios forestales con unas jornadas de capacitación en las que están participando más de 1.600 profesionales.

El Servicio de Incendios Forestales del Cuerpo de Bomberos de la Comunidad está desarrollado unas jornadas de capacitación en materia de incendios forestales en las que están participando más de 1.600 profesionales con el objetivo de conocer el trabajo de los servicios implicados en la lucha contra el fuego. Una interrelación que busca mejorar, aún más, la integración y coordinación del sistema de prevención y extinción de los incendios forestales.

Una vez finalizada la época de peligro alto de incendios forestales en la Comunidad de Madrid (el pasado 30 de septiembre) con unos resultados satisfactorios en cuanto a los índices de superficie quemada, todos los organismos implicados en las labores de prevención, extinción e investigación de los incendios forestales están manteniendo una serie de reuniones teórico-prácticas para exponer sus experiencias en el día a día, con el fin de impulsar la coordinación entre todos los servicios y ganar en eficacia en las próximas campañas de lucha contra incendios forestales.

Procedimientos e investigación

Estas jornadas han comenzado el día 18 del mes pasado y concluyen hoy, 4 de noviembre. En total son seis jornadas en las que se ha implicado a toda la plantilla del Cuerpo de Bomberos de la Comunidad de Madrid, a cerca de 300 brigadistas forestales y a una veintena de miembros del Cuerpo de Agentes Forestales de la región.

Los profesionales repasan procedimientos de trabajo y despliegan materiales, herramientas y vehículos utilizados habitualmente tanto en la prevención como la extinción de incendios. También se ha hecho hincapié en las labores de investigación y se ha insistido en la necesidad de que retenes y bomberos presten especial atención a no alterar en exceso las posibles zonas de inicio de los incendios, para favorecer la posterior búsqueda de pistas que ayuden a confirmar el origen de un incendio y sus posibles culpables.

Estas jornadas sirven de complemento a las que ya se desarrollaron durante el pasado mes de mayo en Navacerrada, San Martín de Valdeiglesias y el entorno de Lozoyuela y Buitrago de Lozoya, como preparación a la época de máximo riesgo de incendios según el Plan INFOMA contra incendios forestales de la región.

Este año, la Comunidad ha cerrado la campaña de verano contra incendios forestales con un 23% menos de fuegos que en 2015. Además, en 8 de cada 10 casos los incendios no han pasado de conato gracias a la eficacia en la detección y extinción de las llamas. De toda la superficie afectada por las llamas, sólo un 1,5% es terreno arbolado (5,67 hectáreas), una cifra 20 veces inferior a la media de la última década.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn