Digital Newsletter (660x110)
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

Entrevista a Juan de Dios Pastor Cano, presidente de la Federación Nacional de Empresarios de Ambulancias (ANEA) y director general de Ambulancias CSA.

Con una experiencia de más de 30 años en los servicios de emergencia, formado en Emergencias y con estudios de administración y gestión del transporte sanitario por la Universidad Rey Juan Carlos, Juan de Dios Pastor Cano es socio fundador y gerente de Ambulancias CSA, de Transport Sanitari Aeroterrestre, de Emerforma y de Autocsa Logística. Su impresionante trayectoria profesional incluye, asimismo, una labor docente en más de una decena de cursos relacionados con el transporte sanitario y las emergencias, así como ponencias en numerosos congresos y jornadas especializadas.

A nivel institucional es vocal por la Comunidad Valenciana y miembro de la Junta Directiva de la Federación Nacional de empresarios de Ambulancias, ANEA, desde 2001; tesorero de ANEA desde 2004 hasta su nombramiento como presidente; vicepresidente de la Asociación de la Comunidad Valenciana de Empresarios de Ambulancias, ACVEA; patrono de la Fundación Nacional del Transporte Sanitario, FNTS, y presidente de ANEA desde junio de este año.

- Supongamos que soy un empresario del transporte sanitario que recién está entrando en el sector. ¿Por qué asociarme a ANEA?
- ANEA es una federación que está compuesta por asociaciones autonómicas y por empresas directamente asociadas, juntos sumamos el 92% del transporte sanitario en nuestro país. Somos el referente del sector ante la Administración y en nuestra sede se debaten los cambios legislativos y la situación del transporte sanitario día a día. ANEA participa también en el comité europeo que revisa la UNE 1789, dedicada al equipamiento de las ambulancias, de obligado cumplimiento, así que seguramente podremos resolver las dudas que todo comienzo implica. Además, yo les diría a todos los no asociados que se acerquen a nosotros, que somos gente seria y que unidos podemos conseguir mayores metas que por separado.

- ¿De qué maneras fomenta ANEA la mejora en las empresas asociadas?
- Lo habitual es que las empresas se integren en la asociación de transporte sanitario de su Comunidad Autónoma. Y que esa asociación a su vez, pertenezca a ANEA. Como Federación, ANEA tiene que ser el centro de gravedad que una a todas las asociaciones que la integran. Sin duda ANEA tiene que ayudar a sus organizaciones asociadas en todo aquello que nos requieran, pero también las asociaciones tienen que enriquecer a la federación con su colaboración. La relación y el apoyo deben ser bidireccionales y activos.

- ¿Qué significa para usted, a nivel personal, su nombramiento como presidente de la Federación?
- Es importante sentir detrás de uno el apoyo de toda una organización y es para mí un orgullo ser presidente de ANEA; no sólo hace crecer mi responsabilidad, sino que además supone un aliciente para afrontar nuevos retos. Esa confianza imagino que viene dada por el trabajo hecho por la anterior junta, presidida por el Sr. Coslado, de la cual formé parte como tesorero y de la que fue secretario general el Sr. Paniceres.

- ¿Cuáles son sus objetivos como presidente para este periodo?
- En primer lugar, mantener la buena gestión hecha por las juntas y presidentes anteriores; no podemos tirar por la borda la labor de tantos años. Seguiremos colaborando con los Ministerios de Sanidad, Fomento, Educación e Industria en las regulaciones sectoriales, así como con todas las organizaciones de las que ANEA forma parte. Mantendremos la labor social y negociadora con sindicatos y continuaremos con el fomento de la formación.
Es fundamental hacer llegar a las Administraciones públicas y sobre todo a las Consejerías de Sanidad, la necesidad de seguir en la línea de la calidad y el buen servicio al ciudadano, algo que en los últimos años se ha mermado por los concursos públicos que algunas administraciones han licitado dando una valoración excesiva a las ofertas económicas en detrimento del servicio. Esto es importantísimo, pues en transporte sanitario estamos a la cabeza de Europa y ello es un estatus que no debemos perder.
Además, nos hemos propuestos tener una mejor comunicación con nuestro entorno, para lo cual vamos a trabajar en una mayor presencia en las redes sociales y medios de comunicación, con una imagen más fresca y moderna de nuestra Federación.
Como no, otro objetivo tiene que ser mantener la unidad del sector. Es imprescindible que todos los empresarios levantemos la misma voz para poder conseguir las metas que nos marquemos.

- ¿Cuáles son, a su juicio, las fortalezas y debilidades del modelo español de transporte sanitario?
El modelo español de transporte sanitario está a la cabeza de Europa por derecho propio. En junio celebramos, junto con la Liga Portuguesa de Ambulancias, el primer congreso europeo de transporte sanitario, donde el modelo español se tomó como referente a seguir por el excelente resultado que ha proporcionado. Igualmente, en Francia el Gobierno francés está estudiando cambiar su sistema de concesión del transporte sanitario, mediante licencias parecidas a las de los taxis, para implantar un sistema similar al español, con concursos públicos adjudicados a empresas.

- ¿Qué rol juegan las nuevas tecnologías para las empresas de transporte sanitario? ¿Presentan inconvenientes?
- Las nuevas tecnologías resultan imprescindibles y ya no concebimos el servicio sin ellas. En los últimos 15 años hemos pasado de la emisora de radio y el fax al GPS, los teléfonos móviles y las tablets incorporadas a los vehículos, lo cual ha permitido optimizar al máximo el servicio. El único inconveniente que presentan, si se puede decir así, es que en caso de catástrofes las redes de telefonía móvil se colapsan rápidamente y los “antiguos” sistemas de comunicación, como la radio, siguen funcionando.

- Además de abaratar costes, ¿qué aporta el transporte colectivo de pacientes?
- Las ambulancias soportan una demanda de pacientes con cita programada en el hospital tan elevada que sería imposible trasladarles de uno en uno. Los enfermos crónicos, por ejemplo, pacientes de hemodiálisis, acuden al hospital 2 o 3 veces por semana, a horarios fijos que establece el hospital; por tanto, el transporte colectivo lo que hace es organizar esa demanda de traslado y optimizarla. Lo que les aporta a los pacientes es que viajan en una ambulancia donde el conductor es un técnico de transporte sanitario con conocimientos y experiencia en el trato con enfermos y van en un vehículo equipado por ejemplo, con oxígeno, camilla, silla de ruedas, etc.

- ¿Qué importancia tienen los servicios preventivos en el sector?
- Los servicios preventivos en eventos y festejos son imprescindibles, especialmente en aquellos espectáculos de mayor riesgo como los taurinos. Mediante las ambulancias acercamos la Sanidad al lugar de celebración, y esa cercanía y la profesionalidad del equipo hacen que se puedan salvar muchas más vidas. No olvidemos que una UVI, que ahora se llama ambulancia de clase C, está dotada prácticamente del mismo equipamiento que un hospital y está compuesta por médico, enfermero y técnico en emergencias. Otra cosa es que tenemos mucho trabajo que hacer, pues tenemos una fuerte competencia, a nuestro entender desleal, con ONGs que tradicionalmente se han dedicado a esto.

- Además de presidente de ANEA y director general de Ambulancias CSA es vocal de la Fundación Nacional del Transporte Sanitario. ¿Nos puede contar un poco acerca de la labor que realiza la fundación?
- La FNTS tiene tres ejes fundamentales, que son la educación, la cooperación y el desarrollo. Es una labor completamente altruista. En cuanto a educación, impulsamos el Curso Superior de Gestión del Transporte Sanitario, junto a la Universidad Rey Juan Carlos, y ya vamos por la XII edición, además de organizar y participar en numerosos cursos; en cuanto a cooperación y desarrollo, hemos llevado a cabo muchos proyectos: junto a la Fundación Samuel Eto´o, la FNTS envió dos ambulancias a Camerún, hemos impartido formación de Emergencias en Senegal, hemos donado ambulancias a Etiopía, Senegal, Marruecos… por citar sólo algunos ejemplos. Ahora mismo estamos terminando un proyecto con Bomberos Voluntarios de Perú para implantar un sistema informático de tele-emergencia en su capital, Lima, que permita optimizar los recursos de ambulancias de que disponen allí.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn