Digital Newsletter (660x110)
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

La Fundación MAPFRE, la Federación de Cocineros y Reposteros de España y SEMES han presentado la campaña “SOS RESPIRA”.

Unas 150 personas mueren al año en la Comunidad Valenciana a causa de atragantamientos, que se producen principalmente cuando algún alimento u objeto queda atrapado de forma accidental en las vías respiratorias. La mayoría de las obstrucciones que se producen son leves, pero otras pueden hacer que una persona entre en parada cardiorespiratoria por falta de oxígeno y fallezca.

“Una intervención a tiempo puede salvar muchas vidas”. Así lo ha manifestado Ricard Camarena, chef del restaurante que lleva su nombre en Valencia, quien ha presentado en esta ciudad la campaña “SOS RESPIRA”, que promueve junto con Fundación MAPFRE y la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (SEMES).

El cocinero, estrella Michelín, se ha referido durante el acto a un incidente que vivió hace unos años en un restaurante, en plena comida familiar de domingo, en la que su padre salvó la vida a una persona que sufrió un atragantamiento con un trozo de carne. “Lo hizo presionando hacia el centro del estómago de esa persona, un hecho que todavía recuerdo y que desde entonces me ha hecho ser consciente de la importancia de la prevención y de saber actuar adecuadamente”.

El objetivo de esta iniciativa es informar acerca de las pautas de actuación que deben tenerse en cuenta en caso de que se produzca un atragantamiento, así como contribuir a que los locales de hostelería y restauración sean más seguros frente a este tipo de accidentes. Para ello, las entidades organizadoras han comenzado una campaña en más de 200 establecimientos de Valencia, donde técnicos sanitarios formados por SEMES están enseñando a los hosteleros cómo actuar de forma rápida y eficaz frente a un atragantamiento mediante la maniobra de Heimlich. También les trasmiten que si el accidentado puede emitir sonidos y toser fuerte se trata de una obstrucción leve, una circunstancia en la que solo se le debe animar a toser con fuerza. En caso de que la persona afectada no pueda respirar, hablar ni emitir sonidos, la tos sea débil o inexistente y la piel comience a tomar un tono azulado, hay que llamar urgentemente al 112 e iniciar la maniobra de Heimlich, que consiste en presionar con los dos brazos el abdomen de la persona que está tosiendo mientras se le agarra desde la espalda.

Aquellos establecimientos que participen en la campaña, recibirán un distintivo de “Local Comprometido” para su exposición en la puerta.

El Dr. José Minguez, coordinador autonómico del programa de reanimación cardiopulmonar y secretario técnico de la junta de SEMES – Comunidad Valenciana, que ha participado en el acto para explicar cómo evitar un accidente de este tipo en bebés y niños. El evento también ha contado con la presencia de Antonio Guzmán, director de Promoción de la Salud de Fundación MAPFRE, quien ha presentado la campaña y la app móvil SOS-Respira, cuyo objetivo es que cualquier persona aprenda a realizar de forma adecuada una maniobra de Heimlich a través de videos y textos de apoyo. “Esta sencilla operación puede, en breves segundos, liberar la vía aérea de una obstrucción por un cuerpo extraño”, ha señalado.

La ‘app’ puede descargarse en www.sosrespira.org

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn