Digital Newsletter (660x110)
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

Elegido como nuevo coordinador del Comité de Instalación y Aplicación de Productos de Protección Pasiva contra Incendios de Tecnifuego-Aespi, Sarasola ha ocupado la presidencia de la asociación durante 11 años y de CEPCO durante seis.

Rafael Sarasola ha sido elegido nuevo coordinador del Comité de Instalación y Aplicación de Productos de Protección Pasiva contra Incendios de Tecnifuego-Aespi.

Sarasola se ha propuesto dos objetivos básicos para mejorar la aplicación de la protección pasiva. En primer lugar, que el sector y los usuarios reconozcan la importancia de la instalación global de productos contra incendios para conseguir la máxima eficacia y seguridad, equiparando por tanto la protección activa con la protección pasiva. Y en segundo lugar, reglamentar la instalación de protección pasiva hasta lograr una estructura normativa similar a la activa, con un registro de Instalador de Pasiva y unas pautas regladas del mantenimiento periódico.

La función de la protección pasiva tiene un gran protagonismo en la seguridad global de un edificio. Ya que su función es ocuparse de aspectos tan básicos como evitar el colapso del edificio en caso de incendio; la sectorización y compartimentación, para conseguir zonas seguras, la resistencia y reacción al fuego de los materiales. En estos aspecto claves para la seguridad de personas y bienes es donde reside su protagonismo en el concepto global de la protección contra incendios.

Rafael Sarasola es ingeniero de Caminos Canales y Puertos y ha ocupado la presidencia de Tecnifuego-Aespi durante 11 años y de CEPCO durante seis años. Su trayectoria profesional está ligada a la especialidad de protección pasiva contra incendios desde hace más de 25 años.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn