Digital Newsletter (660x110)
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+
  • LinkedIn
  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn

Vehículo de extinción de incendios, de rescate y ambulancia, el nuevo desarrollo de la compañía pretende dar respuesta a las demandas que los servicios de bomberos enfrentarán en los próximos años.

Aprovechando la celebración de su 150 aniversario, Rosenbauer ha presentado un prototipo con el que el servicio de bomberos de Austria ha vuelto a demostrar su liderazgo tecnológico. El prototipo de camión de bomberos (Concept Fire Truck o CFT) ofrece un anticipo de lo que será un camión de bomberos del mañana. Para su desarrollo los ingenieros de Rosenbauer han colocado el énfasis en las demandas que los servicios de bomberos enfrentarán en los próximos años.

La forma sigue a la función

El resultado es un vehículo de emergencia extremadamente compacto y maniobrable, con un diseño muy funcional que, sobre todo, establece nuevos parámetros ergonómicos. Se trata de un vehículo que puede ser accionado, fácilmente y con seguridad, desde el nivel del suelo, por lo que ya no requiere que los bomberos "trepen" hasta la cabina. De hecho, el camión recuerda más a un centro de mando que a un medio de transporte para la tripulación. Por otra parte, se trata de un vehículo que cuando está en movimiento es extremadamente eficiente y sólo produce emisiones muy limitadas.

El CFT constituye un vehículo de emergencias multipropósito en diferentes aspectos y ofrece espacio suficiente para todo el equipamiento que requieren los servicios de bomberos para sus diversas operaciones. Es un vehículo de extinción de incendios con bomba y tanque de a bordo, un vehículo de rescate con equipos de recuperación hidráulica en los compartimentos de los equipos, un camión de bomberos universal que puede almacenar una gran cantidad de equipos especiales en su sección posterior y una ambulancia que, con sólo unos pocos ajustes simples, puede ser convertida de manera que permita ofrecer tratamiento médico inicial a los heridos y su posterior transporte en posición horizontal.

Respuestas iniciales

Los actuales cambios sociales y tecnológicos, tales como cambios en la estructura demográfica, digitalización, etc., también tendrán un impacto en la organización del servicio de bomberos. En consecuencia, con este prototipo Rosenbauer busca ofrecer una respuesta inicial a algunos de los asuntos relacionados con el futuro del transporte de urgencias. Si bien nada cambiará en lo que respecta a las necesidades de robustez, ausencia de defectos y fiabilidad, en lo que se refiere al manejo del vehículo la compañía quiere ofrecer un mejor servicio a todos los grupos de usuarios.

Entonces, ¿cómo debe diseñarse un camión de bomberos a fin de permitir un despliegue aún más universal? Las estadísticas de los servicios de bomberos apuntan a una estabilización en el número de respuestas relacionadas con la extinción de incendios, sobre todo en las zonas urbanas y conurbaciones, mientras que las emergencias técnicas y de rescate van en aumento. Los vehículos con una gama de equipos multifunción ya representan una respuesta a estos desafíos diversos, pero en el futuro esta multiplicidad tendrá que aplicarse no sólo a la carga útil de los equipos, sino también a todo el vehículo.

Finalmente, ¿de qué manera deben tenerse en cuenta las regulaciones más estrictas sobre gases de escape y la demanda social de reducción de emisiones contaminantes y sonoras? Esta pregunta, señalan desde Rosenbauer, conduce inevitablemente a una reflexión sobre el tema de conceptos alternativos de propulsión.

Una nueva filosofía

Este tipo de consideraciones teóricas fueron las que, finalmente, llevaron a los ingenieros de desarrollo de la compañía a adoptar un camino hasta ahora no recorrido para el proyecto de CFT. En consecuencia, el chasis, la cabina y la superestructura (con o sin una cabina de tripulación integrada) constituyen una sola unidad. Esto ofrece ventajas decisivas con respecto a la dinámica y la estabilidad, así como una baja altura en conjunto con un mejor aprovechamiento del espacio y una mayor protección de la tripulación. Las cabinas de la tripulación y el conductor se fusionan para formar un compartimento libre de obstáculos, que puede ser modificado para cada operación.

De esta manera, el CFT no es tanto un desarrollo ulterior como un enfoque completamente nuevo. Es un estudio de diseño que pone el foco en la necesidad de proporcionar las funciones necesarias en el ámbito de los servicios de bomberos, al tiempo que ofrece más ergonomía y respeto medioambiental que cualquier vehículo que se haya visto hasta ahora en la industria del fuego.

  • Compartir:
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Google+
  • Compartir en LinkedIn